La academia y las emociones, inseparables para una mejor educación

laud-estudiantes-en-paiba-laud (5) (1).jpg
Foto: LAUD

Expertos y docentes dialogaron sobre los retos de la formación media y superior y su articulación con los sentimientos de los estudiantes.

La deserción; la indecisión vocacional; las brechas entre el colegio, universidad e industria, la falta de pertenencia o afecto hacia la academia, son solo algunas realidades que enfrenta la educación. Cambiar el modelo actual y promover uno nuevo que revolucione el método e incluya las áreas emotivas, es parte de los retos que debe enfrentar instituciones, docentes y gobiernos

Uno de quienes promueve los diálogos para plantear estos temas es Rafael Alberto Méndez, experto en matemática aplicadas y ciencias de la computación quien dialogó con LAUD 90.4 FM ESTEREO y expresó: “Necesitamos una escuela que le permita a los estudiantes cumplir sus sueños y construir país… ya no podemos transferir conocimiento, debemos ser facilitadores, empáticos y sensibles.  Tener en cuenta los dominios afectivos de los chicos, comprometerlos, enamorarlos, permitir que ellos puedan interiorizar lo aprendido”. 

El profesor manifestó que la cifra de deserción es alarmante, pues el 42% de los jóvenes deciden no regresar al colegio por sus dificultades sociales o por perder el gusto a la academia. “La renuncia a la educación depende de varios factores como los emocionales, económicos o culturales. Para aliviar este problema hay que permitir que el sistema incluya nuevas ayudas como mentorías, función y justicia social que permita transformar las instituciones y no a los estudiantes... Más allá de fijar la atención en la deserción es prestar atención en la permanencia”, aseveró.

Una de las medidas para enfrentar este desafío es estructurar una educación más integral que incluya todas las áreas de los jóvenes en especial la emotiva, ya que es un factor primordial para lograr su empoderamiento con la academia. Al respecto Méndez dijo: “Una de las acciones es especificar sistemas pedagógicos que les permita a los estudiantes darse cuenta que pueden solucionar problemas reales de su propia comunidad utilizando lo aprendido… la educación debería ser más empática con las situaciones emocionales de los chicos y tener más en cuenta las variables disciplinares y afectivas”.

Entre tanto el docente indicó que desde ya se adelantan iniciativas en los colegios para cerrar las brechas entre la formación media, superior y la industria. “Hay que superar el ‘valle de muerte’ que es la distancia entre la escuela y la universidad y estas con el sector productivo… para poder graduar estudiantes que puedan responder a las necesidades actuales del país y recibir jóvenes que traigan las competencias para acceder a la universidad. Hay que trabajar mancomunadamente colegio, Estado, universidad y las personas”.

Estas propuestas de revolución formativa se han planteado en distintos espacios que han propiciado las instituciones para crear los diálogos que tracen la hoja de ruta que se propondrá a los gobiernos locales con el fin de generar cambios en las políticas públicas. En esta oportunidad el encuentro se realizó en la Universidad del Rosario, donde pertenece el docente, dentro del marco del conversatorio ‘Modelo Educación Media Vocacional Modelo 2029’. Escuchar entrevista.

Share this