Tensión entre Estados Unidos y China dispara el precio del dólar

laud-china-estados-unidos.jpg
Foto: noticieros.televisa.com

Con la tensión comercial las bolsas registraron su mayor caída del año y el dólar se disparó frente a las monedas de los países emergentes.

China ha decidido contrarrestar los aranceles interpuestos por Estados Unidos debilitando el  yuan y dejando de comprar los productos agrícolas estadounidenses.

La devaluación del yuan hace que los productos chinos bajen sus precios cuando ingresan a los mercados latinoamericanos, también pasa al revés: los productos de la región se vuelven más costosos en el mercado chino.

Lea también: Rivalidad comercial entre China y EE.UU.

Isidro Hernández Rodríguez, docente e investigador de la Facultad de Economía de la Universidad Externado, experto en mercados, habló en el programa ‘Revista de la Mañana’ sobre la rivalidad de divisas entre las dos potencias. 

El docente explicó “El mundo se encuentra en un escenario donde dos gigantes están disputando la hegemonía mundial según sus intereses particulares y sus mercados. “Estados Unidos toma una retaliación comercial para efectos de negociación con China y sube los aranceles, por su parte el gigante asiático, para cubrir las posibles pérdidas devalúa el yuan encareciendo las importaciones provenientes de Norteamérica”.

Así mismo el investigador dijo que aunque la moneda de China no es divisa a nivel internacional si tiene una serie de opciones comerciales muy importantes “esto afecta las economías y la bolsa del este asiático, Europa y Estados Unidos,  por eso todos los países tienen que empezar a mover sus monedas al ser mercados integrados en su economía mundial”.

Por su parte Donald Trump aseguró que la medida era una “manipulación monetaria” y una “violación importante”.

Ante estas declaraciones Hernandez enfatizó “Los países tienen la autonomía de manejar su moneda como quieran, en este sentido China no sería manipulador, esto es más una guerra comercial. Es claro que China se ve favorecido porque frena y perjudica completamente las exportaciones de los Estados Unidos al cual le sale más económico producir en China y México que reorganizar la industria al interior del territorio norteamericano”.

En cuanto al caso de Colombia el invitado afirmó: “hay consecuencias positivas y negativas que le pueden llegar a favorecer porque hay muchos bienes agrícolas que importamos e incrementan su costo de comercialización”. Escuchar entrevista.

Este es un panorama complejo que ayuda a competir mejor con los productos en el extranjero, pero al mismo tiempo puede desestabilizar la economía, además esto se une con un año electoral en Estados Unidos.

Share this