Incertidumbre por salario mínimo para el 2020

laud-salario-minimo.jpg
Foto: LAUD

Trabajadores, empresarios y gobierno nacional se reúnen para acordar el incremento del salario mínimo para el próximo año.

Durante la segunda reunión de la Comisión Permanente de Concertación de Políticas Salariales y Laborales, el Banco de la República presentó un informe de la inflación para el 2019 y las perspectivas para el 2020, entregando como pronóstico oficial para el presente año 3,88% y para el próximo año, 3 %.

En su exposición el Dane, mostró la  estructura del Mercado Laboral, al registrar 22 millones 181 mil personas ocupadas en lo corrido del 2019, frente a 22 millones 407 mil en 2018.

Frente a este panorama, cada una de las partes ha expuesto su perspectiva frente a lo que será el salario mínimo del 2020, por ejemplo, los trabajadores que llegaron unidos a esta negociación han señalado, a través del presidente de la CGT, Julio Roberto Gómez, que según la Constitución se debe hablar de un salario mínimo vital de $1.650.000. Insistió en trabajar en lograr avances en el diálogo con el Gobierno.

Por su parte, la Ministra de Trabajo, Alicia Arango, tiene la esperanza de llegar a un acuerdo y “que el salario para los trabajadores sea el mejor”, añadió: “Nuestra preocupación como gobierno es proponer estrategias para los que ganan menos de 1 salario mínimo y por eso estamos pendientes de ellos tanto para el Piso de Protección social como para el tema de protección para la vejez”.

Los empresarios por otro lado, han indicado que el salario no debe tener mucho aumento porque incrementaría el desempleo.

Iván Jaramillo, experto laboral, dijo en LAUD 90.4 FM ESTÉREO, que esta negociación es muy particular por el contexto donde se presenta. La incertidumbre sobre la reforma tributaria es uno de elementos determinantes de la negociación y fijación del salario mínimo legal para el año 2020. Escuchar entrevista aquí.

Señaló que hay una coyuntura adversa por todo lo que se está viviendo de protestas nacionales y demandas que caracterizan estas negociones que se pueden tornar complejas. “Va a ser una puja muy importante que ojalá derive en que el salario mínimo este cercano el estándar de poder adquisitivo que amerita cualquier trabajador, que estimule su capacidad de consumo, el crecimiento de la economía y que cierre esa brecha histórica por haber calculado la productiva general o multidimensional y no la productividad laboral que es el punto de debate”.

Los integrantes de la Comisión de Concertación acordaron encontrarse nuevamente el martes 10 de diciembre, donde tanto gremios como trabajadores presentarán sus aspiraciones del aumento salarial para el próximo año.

Share this