Hija del Che Guevara en LAUD 90.4 FM ESTÉREO

Aleida guevara.jpg
Foto: Laud

Aleyda Guevara hija del líder revolucionario más importante de América Latina nos acompañó en la cabina de LAUD 90.4 FM ESTÉREO y compartió su experiencia de vida tras el legado de su padre, Ernesto ‘Che’ Guevara.

Este es el texto de la entrevista:

LAUD 90.4 FM ESTÉREO: Cómo fue su infancia detrás de este líder revolucionario ya que él tenía que defender sus ideales y dedicarle tiempo a su familia?

Aleyda Guevara: Yo nací y me eduqué en Cuba, entonces no hay problema en ese sentido, en Cuba se estudia normal y mi madre fue un apoyo importantísimo para esa educación. No permitió ningún tipo de privilegio, o preferencia. Como niños cubanos, como hombres y mujeres de este pueblo hicimos todo lo que ha hecho nuestra gente y como tal nos comportamos. Nosotros decimos que no es importante ser hijo del Che sino ser dignos hijos del pueblo cubano.

LAUD 90.4 FM ESTÉREO: ¿Cómo hace para llevar y conservar ese ideal de su padre?

A.G.: Cuando era joven dije que quería ser médico, un poco quizá influenciada por mi papá, porque lo fue también. Con el tiempo me di cuenta que de alguna manera le tenía que devolver a mi pueblo lo que he recibido y he recibido muchísimo; después llegué a la conclusión que podía vivir dos vidas y no alcanzaría a devolver todo lo que he recibido pero por lo menos lo intento a través de mi profesión, tratando de estar cerca del dolor y la alegría de la gente, allá la medicina es totalmente gratuita, es un derecho del pueblo, por lo tanto es servir al pueblo. Ser médico en Cuba es simplemente ser un servidor, así que encontré mi profesión de verdad y me he sentido muy satisfecha al poderla llevar a cabo.

LAUD 90.4 FM ESTÉREO: De los textos sobre la ideología y la vida del ‘Che’, ¿cuál le parece que es el más cercano?

A.G.: Yo siempre recomiendo que lean al Che por él mismo. Mi papá tuvo la virtud que desde los 17 años escribía todo lo que le iba pasando en la vida, entonces no hay mejor biógrafo que él mismo; pero también ahora tenemos el privilegio de tener un libro escrito por mi madre que para mí es hermoso, yo no tenía recuerdos de ellos dándose un beso, una caricia. Primero fue muy poco el tiempo que tuvieron y después mi mamá, que era de origen campesino, era muy cuidadosa de su intimidad, así que no tenía recuerdo de ningún tipo desde ese punto de vista y fue un legado extraordinario este libro porque de verdad, si antes me sentía satisfecha de ser la hija de los dos, ahora me siento supersatisfecha de ser el fruto de un verdadero amor y eso te da una dimensión humana extraordinaria.

LAUD 90.4 FM ESTÉREO: Cuál es el legado de su padre que piensa transmitir por generaciones.

A.G.: Para nosotros ha sido muy fácil porque nos hemos educado en un país donde prácticamente el Che es un ídolo para jóvenes, niños, hombres y mujeres en general. Si los niños cubanos hacen su primera organización siendo muy pequeñitos dicen: “pioneros del comunismo, seremos como el Che” ese es su lema; entonces desde esa edad ya tu empiezas a tener a ese hombre, a esa imagen cerca de ti, es realmente muy tranquilo, es decir, hacemos todo lo que hace el pueblo cubano no por ser hijos del Che sino porque todos nos educamos con el ejemplo del Che entonces es algo más que hacer dentro de tu vida pero que además pertenece a todo nuestro pueblo, pertenece a toda nuestra identidad.

LAUD 90.4 FM ESTÉREO: De los líderes latinoamericanos de la actualidad, ¿cuál es el más cercano?

A.G.: No me gusta comparar a los hombres, son momentos diferentes, etapas diferentes y cada hombre es un mundo especial. Admiré y quiero muchísimo a Hugo Chávez, era un hombre de tamaño inmenso y que a la vez de sencillez extraordinaria, inundaba con su imagen al pueblo y el pueblo le devolvía esa imagen; he podido hablar con Evo Morales, he estado cerca y me parece un hombre extraordinario también desde su punto de vista, desde su identidad, desde su propia cultura, es un hombre muy valiente. He conocido a Correa y hemos hablado, discutido cosas, es un hombre muy simpático estar cerca de Correa por la fuerza que emana, por la energía que siempre tiene encima.

Son diferentes hombres en pueblos diferentes, culturas diferentes pero que siempre tratan de hacer lo mejor para su gente y eso es lo que da valor al ser humano y eso es lo que nos importa a nosotros realmente.

LAUD 90.4 FM ESTÉREO: ¿En Cuba cómo están viviendo este momento de reanimación diplomática con Estados Unidos?

A.G.: Soy médico cubano y eso significa que he vivido muy de cerca el bloqueo, y es criminal vivir ese bloqueo económico, es una de las cosas más duras que nos ha tocado vivir como pueblo, entonces que de pronto nos digan: “va a desaparecer ese bloqueo, van a tener la posibilidad de comerciar libremente con otros pueblos”, sobretodo de adquirir medicamentos y tecnología, la economía cubana florecería de inmediato. Entonces es una felicidad extraordinaria que nos quiten el bloqueo.

Ahora, la relación con Estados Unidos será como con otros países del mundo con respeto, eso es lo que exigimos, nunca nadie nos va a decir lo que tenemos que hacer, el pueblo cubano es soberano y aprendió a serlo con un gran esfuerzo, por lo tanto, eso no se perderá jamás. Nosotros, muy bien, relaciones con Estados Unidos, perfecto, aleluya, sin lío, con respeto, sino no las queremos, no las aceptamos.

LAUD 90.4 FM ESTÉREO: Se dice que detrás de un gran hombre siempre hay una gran mujer, hablemos sobre su madre, Aleyda March.

A.G.: Y también dentro de la vida podríamos decir que del vientre de una gran mujer pueden salir hombres maravillosos y mujeres maravillosas, es decir que es compleja la vida. Lo que sucede es que la cultura nuestra sigue siendo machista y vemos a los hombres en primer lugar; pero mi papá en este libro que mi mamá escribió, que se llama 'Evocación', en una de las cartas que él escribe, porque además no tenía miedo a decir que sí estaba enamorado de esa mujer y que además necesitaba que ella lo apoyara. Un guerrillero, un hombre que sabe que se va y puede no regresar, pero necesita la fuerza de ella para poderlo hacer, mi mamá se lo da, ese tipo de cosas son las que normalmente no conocemos, quien está detrás de la fuerza de este hombre está todo un sentimiento de amor extraordinario que una mujer es capaz de cultivar.

Entonces mi mamá que es una mujer de campo, muy reservada de su intimidad pero, a la vez misma, una mujer muy fuerte que dice lo que piensa siempre y que ha defendido la vida y obra de mi papá desde los primeros momentos y hoy es la directora del Centro de Estudios Che Guevara en La Habana.

LAUD 90.4 FM ESTÉREO: De las películas que han hecho sobre su padre, la de ‘Diarios de Motocicleta’ y la de Benicio del Toro, ¿Cuál le ha gustado más y cuál menos?

A.G.: ‘Diarios de motocicleta’ para mí es lo que mejor hemos logrado hasta el momento. Las situaciones son fantásticas y además todos son latinoamericanos, que eso es muy importante para una película del Che, no puede haber un gringo metido en medio porque además es muy difícil eso, entonces que todos hayan sido latinoamericanos, hasta el director, fue fantástico, además lo hicieron con un sentimiento de reconocimiento, de respeto, de admiración, con lo cual no puedes comparar a ‘Diarios de motocicleta’ con las de Benicio porque tienen un guión de Hollywood, entonces a pesar de no ser malas películas, no llegaron a ser lo que nosotros esperábamos, porque tienen siempre su venenito, su cosa y eso no me gustó, aunque él se esforzó muchísimo y creo que hizo su mejor papel, pero el guión no me llegó a convencer, en cambio ‘Diarios de motocicleta’ sí, me encantó.

LAUD 90.4 FM ESTÉREO: ¿Les han hecho la propuesta indecente de ser los autores reales de alguna de estas películas o de otras producciones cinematográficas?

A.G.: No, la gente sabe muy bien de qué pata no cojeamos y en ese sentido nos tratan con mucho respeto, Camilo y Ernesto, que son mis otros dos hermanos varones, son muy cuidadosos de la identidad de mi papá, muy protectores de eso, muy respetuosos.

Escuche aquí la entrevista completa.

Share this