Golpe a la extorsión que pone evidencia la corrupción en las cárceles

laud-golpe-al-crimen-organizado-policianal (1)_0.jpeg
Foto: Policía Nacional

Celulares, elementos electrónicos, armas blancas y estupefacientes fueron los hallazgos de 30 caletas ubicadas en 32 cárceles del país.

Una de las grandes problemáticas de Colombia en materia de justicia son los altos índices de corrupción que se viven al interior de los centros penitenciarios. Esto se ha convertido en carne de cañón para el crimen organizado, pues sus integrantes, aun siendo capturados, traman desde el interior de dichos lugares sus planes de extorsión, secuestro e ilegalidad. En aras de dar un golpe a las estructuras criminales que delinquen desde las prisiones se ejecutó la ‘Operación Bicentenario’.

Consistió en un trabajo de investigación que permitió el allanamiento de 32 cárceles donde fueron encontrados en 30 caletas, 988 celulares, 878 simcard; 442 elementos electrónicos entre microSD, usb, cargadores de celular y módem wifi; más 764 armas blancas y estupefacientes. En otros espacios que estaban en la mira se incautaron 11 armas de fuego, 2 granadas de fragmentación, vehículos, entre otros. Así mismo se efectuaron 248 capturas, gran parte de ellas con orden judicial.

Pese a que la operación atacó directamente al ‘Clan del Golfo’, ‘Los Caleteros’, ‘Los Conejos’, ‘Los plumas’, ‘Los moteros’, ‘Los apostadores’ y más grupos delincuenciales, dejó en evidencia la crisis y degradación carcelaria. Al respecto la Ministra de Justicia y del Derecho Margarita Cabello manifestó que lo que se busca es cubrir los centros de reclusión para minimizar al máximo la corrupción.

“Estamos listos para una planta de personal adicional de 2.300 nuevos guardianes y 500 en el área administrativa con el fin de reforzar el equipo… y con ellos lideramos una serie de planes de la mano con la Policía y la institución para hacer una frontal lucha contra la corrupción”.

Y añadió: “Hacemos y estudiamos la posibilidad de restructurar y modernizar el INPEC. Hasta ahora no hemos pensado en liquidación. Todas estas son medidas de choque que estamos organizando para enfrentar esta problemática”.

Por su parte el director del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario – INPEC, General Norberto Mujica señaló: “El tema de hacinamiento a veces impide que los controles se puedan ejercer efectivamente. Estamos trabajando y cerrando todos los espacios, pero al mismo tiempo tomamos mano dura frente a la corrupción y cualquier situación que se llegue a presentar con funcionarios de cualquier nivel. Se van a tomar las decisiones que sean del caso”.

La Ministra afirmó que entre los planes que se adelantan desde su cartera para frenar la crisis está la de reducir el hacinamiento que es una de las causas que impide la resocialización efectiva y ejercer un mayor control interno. Para ello se crearán 20 mil nuevos cupos y se espera que las entidades territoriales que son las responsables de las personas sindicadas y procesadas, construya centros carcelarios para ellos, de esta manera se descongestionaría las prisiones donde están los condenados a cargo del INPEC.

La ‘Operación Bicentenario’ fue un trabajo mancomunado del Ministerio de Justica con la Policía Nacional, el Gaula, el INPEC y la Fiscalía General de la Nación. Escuchar audio.

Entre las cárceles intervenidas están ‘La Picota’ de Bogotá, ‘Pedregal’ de Medellín, ‘La Vega’ en Sucre, ‘Tramacúa’ y ‘Judicial’ en Cesar, ‘La Pola de Guaduas’, ‘La Rivera’ de Huila, ‘Picaleña’ de Tolima, ‘Heliconias’ de Caquetá, ‘La Blanca’ y ‘Doña Juana’ de Manizales, ‘La 40’ y ‘Doña Rosa’ en Risaralda, ‘Guadalajara’ en Valle del Cauca, ‘La Modelo’ en Norte de Santander y ‘Lara Bonilla’ en Cauca.

Share this