"Gobierno cometió peculado desviando recursos de la educación pública para el sector privado”

Marchas 10 de octubre 1 LAUD.jpg
Foto: LAUD

La Asociación Sindical de Profesores Universitarios -ASPU- organización nacional que agrupa al profesorado universitario colombiano, ante la delicada situación financiera que amenaza la universidad pública colombiana, se une a las marchas por la educación nacional.

Pedro Hernández, presidente de la ASPU, habló en los micrófonos de LAUD 90.4 FM ESTÉREO, expresó la preocupación de los docentes de las universidades públicas a cuenta de lo que ellos han denominada una agresiva política que, por un lado, deprime los ingresos disponibles de los profesores de las universidades públicas colombianas y, por otro, mantiene precarizada la vinculación laboral del 80% de sus profesores.

Hernández señaló que iniciaron este movimiento, el cual comenzó con la asamblea permanente de profesores, por el incumplimiento de la Ley 1819 de Reforma Tributaria tanto a lo que refiere a los ingresos de los docentes, como lo artículos sobre los impuestos que está recaudando hoy la Nación, de la cual una parte tiene destinación específica para las instituciones de educación superior pública, es decir las 32 universidades y 28 instituciones de educación pública.

“Lo que recauda la Nación en el 2017 y lo que va en el 2018 es el equivalente a 1 billón 400 mil millones de pesos por año, suma que debería estar girándose a las instituciones de educación superior pública. De eso solo, tras la negociación entre el gobierno y ASPU, se le giraron $ 200 mil millones de pesos, más $100 millones de pesos que solo lo van a entregar producto de las movilizaciones del año pasado”, explicó el presidente de la ASPU.

Agregó que el gobierno ha cometido un “peculado” desviando estos recursos para el sector privado con el programa ‘Ser pilo paga’. “las universidades no solo necesitamos de ese billón 400 mil millones de pesos que deberían ya estar en su base presupuestal, sino que más de 50 mil profesores que en equivalente de tiempo completo son 30 mil, están precarizados, una nueva forma de esclavitud, pues la mayoría tienen contrato a cuatro meses”.

En cuanto a al programa ‘Ser pilo paga’ Hernández lo catalogó como “el experimento más ineficiente, de falta de responsabilidad porque se ilusiono a 40 mil jóvenes y sus familias porque iban a tener educación en las universidades de élite y nunca calcularon el costo del programa. Lo que hicieron fue salvar a los negociantes de la educación”.

Finalmente, el docente dijo que con la marcha de este 10 de octubre y la que se realizará en ocho días se espera que haya voluntad política para que se le asignen los recursos que se merece la universidad pública. Escuchar entrevista.

Share this