Falsa encomienda internacional, la nueva forma de estafa

laud-falsa-econmineda-internacional-.jpg
Foto: Canal Informativo

Con llamadas de supuestos familiares y con información tomada en redes sociales los delincuentes roban y extorsionan a sus víctimas.

La Dirección Antisecuestro y Antiextorsión - Gaula de la Policía Nacional luego de casi seis meses de inteligencia descubrió una nueva forma de estafa ‘Falsa encomienda internacional’. Consiste en que los criminales indagan por medio de las redes sociales qué personas en Colombia tienen conocidos en el extranjero con quienes hace tiempo no se comunican. Luego de identificarlos entablan conversación por medio de internet haciéndose pasar por esos amigos o familiares lejanos, después de unos días de diálogos solicitan que les reciban una encomienda, llamado al cual el ciudadano accede, creyendo que está haciendo un favor y es allí donde ocurre el robo.

El método es usar el miedo para amedrentar a las víctimas, esto ocurre cuando el supuesto correo llega a Colombia, allí los delincuentes se comunican con el destinatario y le dicen que hay irregularidades en el paquete por contener divisas, joyas o equipos tecnológicos ingresados sin permisos, debido a esto deben cancelar un impuesto o multa, de lo contrario irían a la cárcel. Seguidamente se hacen pasar por entes de control y solicitan que se les deposite dinero para evitar líos legales y las personas terminan entregando el monto requerido.

“Esta modalidad inicia como estafa y terminan en extorsión… llaman identificándose como la empresa que trae la encomienda, luego el afectado ingenuamente entrega todos los datos personales. Después recibe una llamada supuestamente de la DIAN o la fiscal aduanera diciendo que el encargo trae elementos ilícitos. Esto lleva a que la víctima primero consigne para poder recibir el paquete y después vuelva a consignar para no ser judicializado”, expresó en LAUD 90.4 FM ESTÉREO, el Brigadier General Fernando Murillo, director del Gaula.

 

 

 

Fueron 150 denuncias recibidas desde el 2019 lo que encendió las alarmas. La investigación hecha por la Dirección reveló que los criminales operaban al interior del patio 4 de la Cárcel Modelo de Bogotá. El allanamiento se hizo a 893 internos de la penitenciaría, donde se encontraron 240 sim cards, ocho equipos de comunicación, 10 libretas de apuntes y cinco micro SDS. 

Las víctimas fueron personas de clase media y alta y aunque el centro de operaciones estaba en Bogotá, se considera que fueron más de mil los afectados en el país. Las sumas exigidas oscilaban entre uno y tres millones de pesos, no obstante, un ciudadano alcanzó a consignar hasta 83 millones. El monto recolectado por los delincuentes desde agosto del año pasado a la fecha asciende a más de mil millones de pesos.

La Policía Nacional y Gaula, trabajan en conjunto con el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario – INPEC para evitar que esta modalidad se replique en otras cárceles: “Esta operación que se llama ‘Demoledor’ y consiste en hacer inteligencia de los centros de reclusión, investigación criminal, allanamientos, incautación de equipos, judicialización a funcionarios públicos que hagan parte de la red de corrupción y trasladar cabecillas a cárceles más seguras” afirmó Murillo.

Finalmente, el General instó a la ciudadanía a darle un manejo prudente de las redes sociales y a comunicarse a la línea 165 en caso de tener sospecha de estafa o extorsión, también pueden ir a la oficina del Gaula o en el aplicativo ‘A denunciar’: “No se dejen robar, cuando reciba una llamada misteriosa cuelgue inmediatamente, por favor denuncie y entréguenos ese número celular de donde le marcaron”. Escuchar entrevista.

Share this