Estudiante de la Universidad Distrital comprometida con el uso de la ‘bici’

Sonia Ramirez UD.jpg
Foto: LAUD

Según estudio de la Secretaria de Movilidad, en la capital se realizan diariamente más de 600.000 viajes en este medio de transporte, siendo uno de los más utilizados en la actualidad.

Interesada en establecer los diferentes factores que afectan el uso de la bicicleta como medio alternativo de transporte en la población femenina de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas, Sonia Ramírez, estudiante del proyecto curricular de Administración Deportiva, realizó un importante trabajo de grado sobre este tema, que en una ciudad como Bogotá, resulta trascendental por muchos aspectos.

En dialogo con LAUD 90.4 FM ESTÉREO, la estudiante de décimo semestre sintetizó interesantes conclusiones de su trabajo, que además de ser un elemento necesario de su formación académica, puede servir de insumo para incentivar el uso de la bicicleta como propósito vital en temas de movilidad sostenible.

Para la alumna, quien optó por comenzar a desplazarse en su bicicleta gracias al deficiente servicio prestado por medios tradicionales como el bus, esta elección ha significado un cambio trascendental en su vida con respecto a la forma de ver la ciudad y sus diferentes escenarios en materia de movilidad.  “Ha sido un proceso muy interesante ya que llevo más de dos años montando todos los días hacia la Universidad y el cambio en temas de ahorro de tiempo y dinero ha sido muy bueno, llevándome a investigar el por qué las mujeres no hacemos su uso”, explicó.

Con respecto a la investigación, halló varios factores determinantes que impiden a las mujeres de la comunidad universitaria el tomar esta opción, siendo la inseguridad el principal motivo de la actitud negativa frente al hábito de adoptar este vehículo. “Encontré que las mujeres somos más sensibles a la percepción de inseguridad que los hombres. Nos preocupa muchos más pasar por lugares oscuros o por sitios donde no nos sentimos seguras; siendo esta la principal barrera que encontré”.

Así mismo, insistió sobre el poco espacio que tiene este medio, no solo en la circulación propia de las vías de la ciudad, sino en los espacios donde las bicicletas pueden ser guardadas; siendo este elemento un aspecto que también preocupa a la hora de estacionarse en diferentes lugares. “Por ley está estipulado que en todos los establecimientos e instituciones debe haber al menos un ciclo-parqueaderos por cada 10 carros, pero lastimosamente en muchas partes esto no se está cumpliendo”, manifestó. 

Por último, manifestó que otro factor determinante a la hora de utilizar un medio alternativo de transporte se refiere a la falta de infraestructura vial, ya que aunque existan en Bogotá más de 400 kilómetros de ciclo ruta en diferentes vías principales y secundarias, sigue siendo insuficiente para una ciudad de más de 7 millones de habitantes. “El tema de la infraestructura también tiene que ver con la seguridad, si bien Bogotá es la ciudad con mayor número de infraestructura de este tipo en Latinoamérica; se puede observar que está en mala calidad, mal conectada o que hace falta en lugares claves”, puntualizó. Escuchar entrevista.

Share this