Escoltas de concejales pasarían a cuidar la seguridad en TransMilenio

image policiasweb.png
Foto: concejodebogota.gov.co

Así lo dispone un proyecto de acuerdo radicado en el Concejo de Bogotá que busca que los escoltas de los cabildantes no estén a su servicio sino al de los usuarios de TransMilenio.

Los graves problemas de seguridad en el transporte público, el déficit de cerca de 9.000 policías y 2.500 motos, y además el número de escoltas con los que cuenta cada concejal dieron pie a esta propuesta de la concejal Marisol Gómez.

El objetivo es que los cabildantes renuncien a los policías motorizados que los escoltan y estos se destinen a crear una unidad de reacción inmediata para el sistema de transporte.

“Es indolente con la ciudad que en el estacionamiento del Concejo permanezcan decenas motos de la Policía parqueadas, mientras en las calles se necesitan esos vehículos para proteger a los ciudadanos”, dijo Gómez.

Actualmente, adicional a los dos policías con los que cuenta cada concejal, la Unidad Nacional de Protección también presta seguridad a estos servidores públicos.

La concejal explicó que no se trata de que los concejales que tengan riesgos queden desprotegidos, sino que sea la UNP la que asuma esta labor, y no la Policía.

“Mientras logramos que el Gobierno Nacional destine más policías para Bogotá, es necesario usar de manera más eficiente el pie de fuerza pues apenas tenemos 193 policías por cada 100 mil habitantes, un 40% menos de los que recomienda la Organización de Naciones Unidas, según la cual deberíamos contar con 320 uniformados por cada 100 mil habitantes”, puntualizó la cabildante.

Share this