Es un delito interferir o perturbar el funcionamiento del aeropuerto

laud-aropuerto-dinero.jpg
Foto: Dinero

El director de la Policía Nacional se prenuncia sobre los intentos de manifestaciones del paro nacional presentados el pasado fin de semana en la terminal.

El sábado 7 de diciembre un grupo de manifestantes pretendía realizar una protesta al interior del Aeropuerto El Dorado de Bogotá, con motivo del paro nacional. El hecho condujo a la actuación inmediata de la Policía que llevó a la detención de 23 personas con el fin de evitar traumatismos en los vuelos y el tránsito de pasajeros y tripulantes.

Este martes el general Óscar Atehortúa Duque, director de la Policía Nacional se refirió al caso y expresó que varias personas se habían puesto de acuerdo por redes sociales y en especial por WhatsApp para generar bloqueos a la terminal, es por eso que desde la fecha se mantienen los dispositivos que buscan proteger el derecho de la libre movilidad de los usuarios.

“Quiero decirles que la prestación del servicio público de transporte es extremadamente sensible. Hay convenios internacionales y está como principio la seguridad y cuando ésta se compromete se ponen en riesgo derechos fundamentales y materiales como la vida e integridad de las personas”, indicó.

El General dijo que el aeropuerto obra como una infraestructura estratégica que facilita el servicio del transporte aéreo, por tanto, hace posible la navegación y el comercio exterior. Esta es una de las razones por las cuales la seguridad es uno de los pilares de la aeronáutica.  Así las cosas “incurrirá en un delito quien destruya o intente destruir, dañe o intente dañar las instalaciones o servicios de la navegación aérea o perturbe su funcionamiento”, enfatizó.

Atehortúa agregó que “los Estados deben proteger a la aviación civil internacional contra actos de interferencia ilícita, entre los cuales se encuentra la instrucción por fuerza a bordo de una aeronave en un aeropuerto o en un recito de una instalación aeronáutica, actuación que fue la que se pretendió realizar por parte de unas personas que se estaban citando y llevando elementos particulares para impedir el libre acceso”. Escuchar audio.

Los fundamentos de las declaraciones del director fueron tomados del ‘Convenio de Montreal’ de 1971, aprobado en Colombia mediante la Ley 4ª de 1974 y el ‘Convenio de Chicago’ de 1944 aprobado en el país por la Ley 12 de 1947.

Paralelamente a las declaraciones en El Dorado se reforzó la fuerza pública y algunas puertas han sido cerradas para dar más control al ingreso de los viajeros. Sin embargo, no han ocurrido nuevas manifestaciones allí.

Share this