Es importante un diálogo social entre empleadores y empleados

empleados-.jpg
Foto: Pulzo.com

La reforma Laboral y Pensional se está alineando desde ya, hay muchas ideas, pero la mayoría son de regresión en cuanto a derechos laborales de los colombianos.

Los efectos de medidas como aislamiento y el #QuedateEnCasa para la prevención del COVID-19, generan efectos diferenciales sobre los trabajadores, donde quienes son informales, cerca de 13 millones de personas, además de no acceder al teletrabajo, adolecen de mecanismos de aseguramiento en caso de incapacidad por contagio de la enfermedad.

Según dijo Iván Jaramillo, investigador del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario, en LAUD 90.4 FM ESTÉREO, hay una regresión laboral que se está dando desde ya en medio de la pandemia, y se ve en hechos como apuntar a las cesantías una función que no tiene, sacar a los empleados a vacaciones y modelos de trabajo a distancia, medidas que podrían no ser transitorias, sino que llegaron para quedarse. Escuchar entrevista.

Según Jaramillo, en los últimos días, académicos de varios países firmaron y publicaron una declaración para llamar la atención en varios aspectos, uno desmercantilizar, es decir, lo que en la Organización Mundial del Trabajo, OIT, se conoce como trabajo decente. Segundo, democratizar, donde tanto empleadores como empleados participen en las decisiones empresariales para salvar las fuentes de empleo, pero también de ingreso sobre todo en estos momentos. Y por último, descontaminar que está muy ligado al desarrollo sostenible y el cuidado del medio ambiente.

"Yo aspiro, a que una de las lecciones aprendidas para la pospandemia, es implementar espacios de diálogo social en las empresas y ojalá volver a la premisa fundamental de que el trabajo no es una mercancía, es decir, es un trabajo con derechos".

Share this