Enorme pérdida para la educación en Colombia

laud-maestro-Abel-Rodriguez.png
Foto: Secretaría de Educación Distrital

Familiares confirmaron el fallecimiento del docente y ex secretario de Educación de Bogotá, Abel Rodríguez.

Tras varios días de lucha contra el Covid-19 en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital de la Universidad Nacional, se apagó la vida de quien además de ser uno de los maestros más queridos del país, fuera también exconstituyente, ex Viceministro de Educación, Concejal de Bogotá y destacado dirigente sindical al presidir en su momento a colectividades como la Asociación Distrital de Trabajadores y trabajadoras de la Educación – ADE y la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación – FECODE.

El ‘profe Abel’ como se le conocía de manera cariñosa, fue un reconocido formador e incansable trabajador de la educación pública en Colombia. Bajo su liderazgo, se adelantaron trascendentales proyectos de transformación como la gratuidad de la educación oficial en Bogotá que luego se expandiera a todo el país y el impulso a programas socioeconómicos como la alimentación escolar, el transporte y la salud para miles de niños, niñas y jóvenes de la ciudad.

Ante la noticia, han sido varias las reacciones de pesar y las manifestaciones de acompañamiento a la familia y allegados del maestro Rodríguez. A través de su cuenta de Twitter, la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, escribió: “Y además de todo, se nos va el Profe Abel Rodríguez. Qué dolor. La sabiduría que le transmitió a generaciones de niños educándolos, a millones de ciudadanos inspirándonos nos queda como legado. A su familia, a mi madre que lo amaba, un abrazo que nos consuele y dé fortaleza”.

Por su parte, la actual secretaria de Educación, Edna Bonilla, le dedicó unas sentidas palabras en un comunicado emitido en homenaje a quien estuviera entre el año 2004 y 2009 como jefe de esa cartera distrital. 

“Al profe Abel lo recordaremos siempre por su calidad humana, compromiso e incansable lucha por los derechos de maestras y maestros. Hoy la comunidad educativa está de luto porque es una pérdida irreparable para el sector. Quienes tuvimos el privilegio de conocerlo y admirarlo, sentimos mucho dolor con su partida. Gracias, Abel por trabajar siempre para poner la educación en primer lugar”, expresó Bonilla.

Además de ser un referente de los procesos formativos de la capital, el ‘profe’ también estuvo en el Gobierno Nacional como gerente del Primer Plan Decenal de Educación en el año 1995. Tras ese encargo, fue nombrado Viceministro de Educación y Ministro de Educación encargado. 

En una de sus últimas intervenciones, el maestro envió un emotivo mensaje a los docentes de Bogotá, en el cual abordaba precisamente de los retos y dificultades pedagógicas que se generaban con la llegada de la pandemia del coronavirus al país. 

QEPD.

Share this