Enorme Iceberg se desprendió de la Antártida

grieta antes del desprendimiento.jpg
Foto: Satelital tomada por la NASA​

Un iceberg de unos 5.800 kilómetros cuadrados, uno de los más grandes de la historia, se desprendió de la barrera Larsen C de la Antártida y estiman que tardará dos o tres años en derretirse. 

Los científicos del proyecto Midas calculan que el iceberg se separó de la Antártida en algún momento entre el lunes 10 de julio y este miércoles. El desgajamiento final se ha detectado hoy gracias al satélite Aqua de la NASA. Investigadores de la a Agencia Espacial Europea (ESA) han calculado que los pedazos del iceberg podrían llegar incluso a las islas Malvinas, un territorio británico a unos pocos cientos de kilómetros de las costas argentinas.

La gran columna de hielo mueve hacia el norte y necesitará dos o tres años hasta que se derrita, indicaron desde el Instituto Alfred Wegener de oceanografía e investigación polar de la ciudad de Bremerhaven, Alemania. Con la aparición de la enorme grieta en la barrera de hielo, diversos grupos de investigadores ya habían advertido que se desprendería un iceberg de grandes dimensiones.

Con 175 kilómetros de longitud y un ancho de hasta 50 kilómetros, es uno de los mayores icebergs registrados en los últimos 30 años por los científicos. No obstante, el gigante de 6.000 kilómetros cuadrados no supone un peligro para las personas, agregaron.

De una espesura de 350 metros, el iceberg, que será bautizado probablemente "A68", no tendrá un impacto en el nivel de los océanos porque ya flotaba sobre el agua.

Ya formaba parte de una gigantesca barrera de hielo, bautizada "Larsen C", que retiene glaciares capaces de hacer subir en 10 cm los mares del mundo si acabaran en el océano Antártico, según los investigadores

Larsen C llevaba años fisurado por una grieta enorme que se alargó en los últimos meses (sólo en diciembre se extendió 18 km). Al comienzo de julio sólo estaba unido a la Antártida a lo largo de cinco kilómetros.

La formación de icebergs es un proceso natural, pero el calentamiento del aire y de los océanos lo acelera, según los científicos.

Con  información del Clarin.

Share this