En vacaciones tome medidas de prevención por aumento de la radiación

rayos uv1.jpg
Foto: twipost

Por estos días, en Colombia, la radiación solar aumenta y sus efectos son nocivos, por lo cual se hace necesario tomar las medidas necesarias de protección.

Gracias a la ubicación geográfica de Colombia, el sol se siente y se ve con intensidad los 365 días del año, por lo tanto, la exposición a los rayos ultravioleta es constante. Por ello, en esta temporada de vacaciones no olvide llevar su kit de protección contra los efectos dañinos de la radiación UV.
 
Los niveles de radiación UV en la superficie dependen de varios factores como son: la posición del Sol, la altitud, la latitud, el cubrimiento de las nubes, la cantidad de ozono en la atmósfera y la reflexión terrestre.
 
La radiación UV varía de acuerdo con la ubicación geográfica; sobre la zona ecuatorial los rayos solares caen más directamente que en las latitudes medias y la radiación UV resulta ser más intensa en esa área.
 
También es importante precisar que, por estar ubicada en el trópico, Colombia es la zona de la Tierra donde se presentan los más bajos promedios de ozono total y alta incidencia de radiación ultravioleta en superficie durante todo el año. 
 
La altitud determina también la cantidad de radiación UV que se recibe, por eso en los lugares ubicados sobre la cordillera de los Andes, es necesario protegernos también.
 
En los trópicos, los mayores niveles de radiación se presentan generalmente durante los primeros meses del año, época que coincide con las vacaciones.
 
Los seres humanos expuestos a la radiación UV disminuyen sensiblemente su capacidad inmunológica, con lo cual se pueden activar enfermedades producidas por virus y bacterias y el efecto de las vacunas puede verse disminuido. Otro de los grandes damnificados es el ojo humano porque provoca importantes lesiones como fotoquerato, conjuntivitis, cataratas, retinitis solar y degeneraciones maculares.
 
El exceso de sol sin protección produce enfermedades de la piel como eritemas, quemaduras solares, fotoenvejecimiento y fotocarcinogénesis. Pero la consecuencia más grave que tiene la sobre exposición o inadecuada exposición a los rayos UV es el cáncer de piel.
 
Existen tres tipos: Carcinoma de células basales, Carcinoma de células escamosas y Melanoma. Si no se detecta en forma temprana, produce lesiones en otras partes del cuerpo y puede comprometer órganos vitales como el hígado y los pulmones.
 
Recomendaciones Generales
 
•             Evitar la exposición directa al Sol entre las 9 de la mañana y las 4 de la tarde. Cerca del 80% de la radiación UV se recibe entre estas horas.
 
•             En las montañas la intensidad de la radiación UV aumenta aproximadamente un 10% con cada 1000 metros de incremento de la altitud.
 
•             Incremente el tiempo de resguardo en la sombra. Esta es una de las principales defensas contra la radiación solar.
 
•             Use camisas de manga larga y sombreros de ala ancha para proteger los ojos, la cara y el cuello.
 
•             Protéjase los ojos con lentes oscuros que tengan protector UV y un diseño envolvente o paneles laterales.
 
•             Proteja las orejas, labios, entorno de ojos, cuello, nuca, pies y manos.
 
•             Use bloqueadores solares de amplio espectro para la piel con un factor de protección 30 o mayor, varias veces durante la exposición al sol.
 
•             Use los protectores solares 30 minutos antes de la exposición solar y reaplique cada 2 a 4 horas aunque diga que es a prueba de agua.
 
•             Deben cuidarse más de la exposición al sol los rubios o pelirrojos, sobre todo si tienen ojos claros, muchos lunares, así como quienes tienen antecedentes familiares de cáncer en la piel.
 
•             Si su intención es oscurecer la piel, expóngase al Sol durante varios días sin excederse y utilizando protector.
 
•             La mayor parte de la exposición a la radiación UV a lo largo de toda su vida habrá ocurrido antes de los 18 años. Proteja a sus hijos, tendrán una piel más sana y de aspecto más joven toda la vida.
 
•             Si su piel además de roja, arde y duele, no se automedique. Consulte con un médico ya que puede ser una quemadura de primer grado.
 
•             Aunque el cielo esté nublado puede quemarse. Las quemaduras y el cáncer de piel se deben al componente UV de los rayos del Sol y la radiación UV puede atravesar las nubes.
 
 
Share this