En medio de la pandemia, así se vivió el conflicto armado en el 2020

laud-conflcito-armado-colombia-HumanRightsWatch.jpg
Foto: Human Rights Watch

“Terminamos el año con la conciencia de nuestra enorme dificultad para construir la paz, pero esto debe alimentar el espíritu de seguir trabajando por ella”, Carlos Perea.

Al cerrar el año es importante mirar hacia enero y comenzar a evaluar qué paso en el 2020 en materia de conflicto armado y los avances de la paz. Por eso, LAUD 90.4 FM ESTÉREO, entrevistó a Carlos Mario Perea, investigador de conflictos de Instituto de Estudios Políticos y Relaciones Internacionales- IEPRI de la Universidad Nacional, quien describió las dinámicas actuales de la guerra y sus orígenes:

“Nos fue muy mal porque tenemos que corroborar con evidencia que en este país pareciera imposible construir la paz, y al contrario de estar presenciándolos resultados eficaces de la misma, lo que realmente vemos es un nuevo ciclo violento… que no es igual al anterior”, expresó.

El experto planteó cinco maneras de mirar la problemática:

1- ¿Qué ha pasado con los actores armados? La nueva reconfiguración 

2- El auge de las masacres, el nuevo actor de la escena pública

3- Se mantienen los asesinatos de líderes y lideresas sociales.

4- ¿Qué pasa con los homicidios?

5- Exterminio social, la mal llamada ‘Limpieza social’, un flagelo del que nadie habla.

Ante el panorama, se refirió al papel que jugó la pandemia: “El Covid-19 redujo en términos brutos las violencias durante los días de confinamiento, pero desde junio llegamos a un repunte impresionante. Las masacres tomaron fuerza y han crecido de tal manera que solo en septiembre hubo 16 casos. El asesinato de líderes, luego de cuarentena, volvió a obtener el número de muertes con el que venía desde enero, al igual los homicidios… Vivimos un momento muy difícil, de mucho desconcierto… y el virus nos imposibilita entender qué es lo que se está cocinando”, indicó el investigador.

Dentro del balance se refirió al conflicto en la ciudad y cómo ha sido ignorado, cómo se ha desarrollado la guerra en las regiones en este nuevo ciclo, el reto ante los debates políticos y el gran movimiento en pro de la paz que se está gestando, pese al recrudecimiento de la violencia. Conceptos que también están registrados en el reciente libro del IEPRI: ‘Violencias que persisten: El escenario tras lo Acuerdo de Paz’.

“Es un año desafortunado para la paz…. Terminamos el 2020 con la conciencia de nuestra enorme dificultad para construirla, pero esto debe alimentar el espíritu y la decisión de seguir trabajando por ella”. Concluyó Perea.

Ver balance completo en el siguiente video: 

Share this