En 24 años aumentó en un 10% la emisión de gases efecto invernadero en el País

deforestacion1.jpg
Foto: Semana Rural

Las actividades que más generaron emisiones fueron la deforestación, agricultura, el sector de minas y energía, el transporte y la manufactura. El país ocupa el puesto 34 entre 184 países monitoreados en emisiones de gases y el quinto lugar en América Latina.

En 1990 el país registró la emisión de 216,29 millones de toneladas de gas carbónico (CO2). Desde entonces la cifra ha venido en aumento a 236,7 millones de toneladas en 2014, siendo este el dato más actualizado con el que cuenta Colombia.

Las actividades realizadas en tierras forestales, incluida la deforestación, representaron el 33 por ciento de las emisiones de Gases Efecto Invernadero (GEI) que ascienden a la atmósfera y contribuyen al deterioro de la capa de ozono.

La agricultura, con un 22 por ciento, se ubicó en el segundo lugar de los sectores que más contribuyeron a la generación de emisiones, seguido en el tercer puesto por la minería y la energía, con un 14 por ciento. Finalmente, en la cuarta y quinta posición, con 12 por ciento cada una, se ubicaron las actividades relacionadas con el transporte y la industria manufacturera.

En el segundo reporte bienal de actualización de cambio climático presentado por Colombia ante la Convención Marco de Naciones Unidas de Cambio Climático, el Gobierno nacional informó además, que los sectores que más aumentaron las emisiones de GEI en el periodo comprendido entre 1990 y 2014 fueron el de saneamiento, con un 137 por ciento, al pasar de 4,17 a 9,82 millones de toneladas de CO2, al igual que el de minas y energía, con un 130 por ciento (15 a 32 millones de toneladas), y el de manufactura, con un 79 por ciento, pasando de 15 a 27 millones de toneladas de dióxido de carbono. 

Preocupa el incremento de la tala de bosques, pues cuando el Inventario Nacional de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero logre actualizar la información a 2018, lo más probable es que las cifras de emisión se disparen ante el alarmante incremento de la deforestación en varias zonas del país.

"La predicción que hacemos es que la tasa de deforestación para este año estará entre las 260.000 y 280.000 hectáreas. La deforestación sigue siendo uno de los principales motores de degradación de nuestro territorio. El informe nos muestra que el 33 por ciento, prácticamente la mitad de nuestros aportes al inventario de gases de efecto invernadero, proviene de ese sector", comentó Ricardo Lozano, ministro de Ambiente.

El funcionario se mostró preocupado por la degradación de los bosques que se viene registrando en los parques naturales nacionales como Chiribiquete, La Macarena, Tinigua, Picachos, así como en la Amazonia y el Pacífico colombiano, al igual que por el acaparamiento ilegal de tierras públicas que -según Lozano- se acerca al 48 por ciento en el país.

Pese a las estadísticas, el ministro de Ambiente es optimista con poder cumplir con las metas fijadas en el Acuerdo de París, consistentes en reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (vapor de agua, dióxido de carbono, metano, óxido de nitrógeno y ozono) en un 20 por ciento entre el 2020 y el 2030, y de esta forma, contribuir a la limitación del calentamiento global.

Share this