El objetivo de la COP13 en Cancún es detener pérdida de biodiversidad en el mundo

Biodiversidad.jpeg
Foto: playbuzz.com

Detener la pérdida de biodiversidad y proteger los ecosistemas en los que se basa la seguridad alimentaria del mundo son los principales objetivos de los representantes de 190 países que asistirán a la COP13.

La 13ª conferencia de la ONU sobre biodiversidad comenzó este viernes con un trasfondo de pesimismo y con escaso tiempo para alcanzar sus apremiantes metas, mientras México, el anfitrión, propone dar un golpe de timón al invitar a sectores como el turismo y la agricultura.

Ante los informes poco alentadores” se pedirá a los tomadores de decisiones de las más de 190 naciones que forman el Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB) que “intensifiquen sus esfuerzos” para proteger los ecosistemas, “en los que se basa la seguridad alimentaria, el acceso al agua y la salud de miles de millones de personas”, indica un comunicado difundido por la ONU.    

Si vamos a salvar la biodiversidad, necesitamos trabajar con estos sectores que dependen de la biodiversidad y cuyas actividades tienen un impacto considerable sobre la variedad de formas de vida que existen en nuestro planeta", señaló Braulio Ferreira de Souza Dias, secretario ejecutivo del CDB, en un comunicado.

Alcanzar las metas de Aichi "es indispensable para avanzar en los propósitos" de otras dos agendas globales históricas acordadas el año pasado: los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS) y el Acuerdo de París sobre cambio climático.

Se abordan temas que van desde la pérdida de los hábitats naturales, la agricultura sostenible y la disminución de las poblaciones de peces, hasta el acceso y el reparto equitativo de los beneficios del uso de los recursos genéticos, el conocimiento indígena y la conciencia de los valores de la biodiversidad.

Para 2020 “es posible que el mundo haya sido testigo de una disminución de dos tercios en la población de la fauna mundial en solo medio siglo”, según WWF.

Sir Robert Watson, presidente de la plataforma intergubernamental científico-política, apuntó que la continua pérdida de biodiversidad socavará la capacidad para mitigar la pobreza y mejorar la salud humana.

Hace unos días, culminó en Marrakech la 22ª Conferencia sobre el Clima de la ONU con los ánimos ensombrecidos por la llegada a la presidencia estadounidense de Donald Trump, quien llegó a calificar de "patraña" el cambio climático.

Los ambientalistas temen que bajo el mandato de Trump, Estados Unidos -uno de los mayores emisores de CO2- se retire de la convención sobre el clima de la ONU, renuncie a limitar las emisiones de efecto invernadero procedentes esencialmente del carbón, gas y petróleo, y deje de financiar energías limpias en los países en desarrollo.

Con información de sostenibilidad.semana y elespectador.com.

Share this