El Espectador comenzó a cobrar por su contenido en Internet

fidel-cano.jpg
Foto: Facebook

El icónico diario ofrece a los suscriptores varias opciones de pago para acceder a su información.

La noticia la dio a conocer hace semanas Fidel Cano, director del medio informativo que de una manera cruda lo resumió con categórico: no se vive de me gusta. Leer: El Espectador cobrará por sus contenidos virtuales ¿los lectores estarán dispuestos a pagar?

La mutación del formato físico a virtual se dio de una manera rápida y exitosa, sin duda Internet fue una revolución, ya que el medio trascendió a la multimedia lo que hizo que los medios escritos a la vez hicieran vídeo y radio. La presa dejó de ser un medio frío a informar minuto a minuto. 

Los lectores no solo migraron al formato digital, sino que se evidenció que un nuevo grupo personas (especialmente los conocidos como  millennials) se hicieron nuevos consumidores, la otra ventaja era la economía de papel, tinta y el transporte a otras ciudades. El Espectador dejó de ser visto como el diario bogotano a un medio nacional.

Ante tal crecimiento era evidente esperar que la pauta publicitaria creciera a tal punto que no se consideraría cobrar por el acceso al diario, pero lamentablemente para los medios de comunicación y demás sitios web la gran oferta de publicidad la reciben Facebook y Google.

Así que ante la credibilidad que da el nombre de El Espectador en una época histórica en la que las falsas noticias ayudan a posicionar a un presidente, el medio decidió cobrar por su contenido con la siguiente justificación que reduce toda la situación: “Queremos seguir ofreciendo información útil, crítica y veraz. Eso cuesta tiempo y dinero. Por eso, necesitamos tu apoyo.”

Todo parece indicar que se replicará este método, el próximo medio será ‘Semana’ En cuanto a las preguntas vale formular las siguientes para saber si vale la pena: ¿los millennials pagaran?, ¿perderá relevancia los medios que cobren?, ¿Aumentará la calidad periodística?, ¿Crecerá la venta del diario físico?, ¿Será el mejor momento para los medios independientes?

En este debate que estimula El Espectador, lo único claro es que para verdades el tiempo, pero no hablamos de la competencia. 

Share this