El cuerpo habla

jon.jpg
LAUD

El cuerpo habla, un libro que nos enseña a interpretar la comunicación no verbal, o también conocido como lenguaje corporal, que los demás emiten inconscientemente, lo cual nos permitirá descubrir sus intenciones y sentimientos, verdaderos y evitar así engaños y trampas. Al mismo tiempo, podremos utilizar ese lenguaje no verbal para transmitir a nuestros familiares, amigos, etc. aquello que realmente queremos comunicarles.

Más del 80% de nuestra comunicación con los demás tiene lugar mediante señales no verbales. Es lo que se conoce como lenguaje corporal. Joe Navarro, autor del libro, estudió acerca de este lenguaje no verbal durante más de 30 años, de los cuales 25 estuvo trabajando para el FBI como supervisor de contrainteligencia. 


Entre otras cosas también tendremos la oportunidad de poder aprender: las señales indicadoras de que posiblemente la persona esté mintiendo; las sencillas señales no verbales que generan confianza; las señales no verbales que comunican autoridad; cuáles son los comportamientos que revelan sinceridad; el significado que los pulgares, los pies y los párpados tienen en relación con los motivos y los sentimientos de la persona; también que el rostro no es lo más importante a la hora de captar las verdaderas intenciones y sentimientos de los demás.


Es un libro dirigido a todo tipo de público: estudiantes, maestros, periodistas, jóvenes, adolescentes, adultos, etc. que sirve tanto para leer como para aprender. Está escrito en un lenguaje sencillo y directo.


Este libro, El cuerpo habla, es muy importante leerlo puesto que a todos nos servirá en algún momento de nuestras vidas.


El libro tiene un costo de 44.000 pesos tanto en el mercado como en la feria. Hay que resaltar que llegó a comienzos de este año y se agotó en pocas horas.


El escritor Joe Navarro, es ex –agente del FBI, tras trabajar 25 años como supervisor de contrainteligencia. A los 8 años de edad, fue exiliado de Cuba, su país natal, y fue a Estados Unidos. Allí, como no sabía ni hablar ni entender el inglés, fue aprendiendo poco a poco a través de los gestos. A sus 23 años, fue el detective más joven de la historia de esa institución: antiterrorismo, contrainteligencia, etc.  Tras finalizar en el FBI, escribió libros:  Advanced Interviewing Techniques, Hunting Terrorists, Read Em and Reap, Louder than Words.

Share this