El crimen está mutando y fortaleciéndose en otras modalidades

Inseguridad.png
Foto: unperiodico.unal.edu.co

Históricamente la inseguridad bajó a cuenta de la pandemia, pero no hay que cantar victoria, pues la crisis económica hará que se presenten nuevos delitos, además de los que ya existen. 

De acuerdo a la Administración Distrital, en los primeros cinco meses del año 2020, comparado con el mismo periodo de 2019, el hurto a personas pasó de 50.948 a 33.075 casos, con una reducción del 35%. Frente al hurto a celulares, uno de los delitos que más impacta a los ciudadanos, las cifras indican que entre enero y mayo bajó de 26.177 a 8.150 casos, lo que significa una reducción del 31 %.

Entre tanto las lesiones personales, que por lo general se presentan en el espacio público por temas de intolerancia o por el exceso en el consumo de licor, bajaron en un 43 %, pasando de 10.404 en 2019 a 5.971 casos en 2020. Mientras que el hurto a residencias también tuvo una reducción importante de 39 % en los primeros cinco meses, al pasar de 4.256 a 2.584 casos en el acumulado.

Para el director del Centro de Estudios en Seguridad y Paz, Néstor Rosanía, puede que las cifras sean históricas, pero eso va a tener un efecto globo, es decir que la inseguridad va a subir. “Según las estadísticas, el delito se ha reducido, pero esto es a nivel mundial por el confinamiento, y si se creyera en esos patrones, estaríamos a la par de países europeos , algo que no es cierto, porque ni las estructuras del crimen organizado, ni la inseguridad, han desaparecido”.

Agregó el experto que el fenómeno que se va a dar es el de rebote, porque a mayor pobreza y aumento de desempleo, aumentará la inseguridad, fortaleciéndose delitos que antes no lo estaban como el ciberdelito, el cual tiene que ver con suplantación de páginas web de los bancos. Se generan call center falsos para capturas de inteligencia financiera. Y paralelo, está también la estafa a través de redes sociales.

Y una segunda variable, es que el crimen organizado conocido por el microtráfico y narcotráfico ha empezado a mutar. “En las localidades ha estado buscando controlar dos monopolios, uno es el de elementos médicos y otro el de los alimentos, sobre todo en Kennedy, Bosa y Usme. Entonces ese crimen organizado se está ajustando a las nuevas realidades, pero siguiendo con las mismas actividades como el microtráfico”, manifestó Rosanía.

Por último, el director de del Centro de Estudios en Seguridad y Paz, dio algunas recomendaciones para que los ciudadanos no sean estafados y así contribuyan a que haya menos inseguridad no solo en Bogotá sino en Colombia.

Share this