El control de armas divide las opiniones en Estados Unidos

ARMAS.jpg
Foto: www.univision.com

Tras la masacre en Texas,donde un hombre armado entró a una iglesia baptista de Sutherland Springs y abrió fuego contra los feligreses dejando a 26 personas y 20 heridas se ha desatado la polémica del uso de armas en Estados Unidos.

El control de armas en Estados Unidos implicaría un revés para la política de Donald Trump, debido a que el presidente se ha definido como un defensor de la Segunda Enmienda, que es el estatuto que permite a los estadounidenses el uso y porte de armas.

La Carta de los Derechos expresa 10 enmiendas, la Segunda enmienda, incluida en 1791, manifiesta lo siguiente: "Siendo necesaria una milicia bien ordenada para la seguridad de un Estado libre, no se violará el derecho del pueblo a poseer y portar armas".

Por eso se ha debatido más de una vez si esta enmienda traduce el derecho de acceso a armamento solo por parte de la milicia, o si es derecho de todos los civiles estadounidenses poder portar y hacer uso de estas.

Sin embargo, el presidente Donald Trump dice que con más control de armas habrían muerto "cientos" y rechazó  la necesidad de abrir el debate sobre el control de posesión de armas en Estados Unidos y dijo que con más restricciones las víctimas del tiroteo en Texas “podrían haber sido cientos”.

Además el mandatario afirmó que el tiroteo se debió a “un problema de salud mental de alto nivel” y no de armas. Por eso condenó el crimen desde Japón, donde se encuentra en el marco de su primera gira por países asiáticos. “Que Dios esté con el pueblo de Sutherland Springs, Texas. El FBI y las agencias de la ley (seguridad) están sobre el terreno”.

Masacre en Texas, el tiroteo masivo más grande

La policía identificó a Devin Kelley quien cometió la masacre  en la iglesia baptista de Sutherland Springs, con  un saldo de 26 muertos y 20 heridos. El atacante utilizó un fusil semiautomático, era un exsoldado expulsado de la Fuerza Aérea por maltratar a su esposa y a su hijo. La Policía descartó que la matanza se debiera a motivos raciales, religiosos o terroristas, y atribuyó la acción a "problemas domésticos.

El asesino había amenazado a su suegra, que acudía a la iglesia donde ocurrieron los hechos, aunque ese domingo no asistió al servicio religioso.

Luego del tiroteo, el asesino abandonó la iglesia, pero un ciudadano que estaba en la zona le disparó. Según dijeron las autoridades, Kelley llamó a su padre y le dijo que no creía que sobreviviría. Después se suicidó.

Noticias relacionada:

Las vegas vivió la peor noche.

Share this