El Código de Policía inspirado en la represión y no en la libertad ciudadana

Multas.jpeg
Foto: Juan Diego Buitrago / EL TIEMPO

LAUD 90.4 FM ESTÉREO quiso saber la alternativa, en materia jurídica, para cambiar algunos artículos que contiene el Código Nacional de Policía, por tal razón consultó al exmagistrado de la Corte Constitucional, José Gregorio Hernández.

En el programa ‘Revista de la Mañana’ se ha abordado desde distintos frentes, el de seguridad, el sociológico y ahora jurídico;  la dificultad que ha tenido la implementación del Código de Policía y las posibles soluciones para que sea una norma sujeta a la realidad del país, sin abuso de autoridad y lo más importante que no prevalezca sobre los derechos fundamentales contemplados en la Constitución que es norma de normas.

Puntualmente en lo que tiene que ver al artículo 140 ‘Comportamientos contrarios al cuidado e integridad del espacio público’ en el numeral 4 que dice: Ocupar el espacio público en violación de las normas vigentes y al 6 que reza: promover o facilitar el uso u ocupación del espacio público en violación de las normas y jurisprudencia constitucional vigente, el invitado recalcó que este no puede implicar un sacrificio del derecho al trabajo.

“Los vendedores ambulantes o los estacionarios, como lo dijo la Corte Constitucional en su momento, son titulares del derecho fundamental al trabajo y es prevalente. Por tanto, si se les desplaza para descongestionar el espacio público, la autoridad municipal o distrital, tiene la obligación de reubicarlos” señaló el jurista. Agregó que en el Código de Policía se prevalece el derecho físico del espacio público sobre los derechos fundamentales.

Hoy existe una demanda contra el artículo 140 ante el Alto Tribunal interpuesta por un grupo de abogados y esta la tendrá que resolver recalcando que cabría la excepción de inconstitucionalidad que está previsto en el artículo 4 de la Carta Magna.

El exmagistrado señaló que no se puede decir que el Código de Policía como tal es inconstitucional, pero tiene muchas normas que sí lo son. “La Corte Constitucional se ha pronunciado sobre varios de los articulados a raíz de varias demandas ciudadanas y hay varias disposiciones que han sido declaradas inexequibles por la Corporación”.  

El invitado fue enfático en decir que además de la Corte Constitucional, el Congreso de la República también debe pronunciarse pues puede derogar el Código y también hacer la “interpretación con autoridad” que proviene del propio legislador quien puede expedir una nueva norma.

“El Código de Policía fue más inspirado en la represión que en la libertad ciudadana y sería aconsejable que el Congreso pensara en uno nuevo con características distintas a la que tiene el actual”, puntualizó José Gregorio Hernández. Escuchar entrevista. 

Share this