El Bogotazo, un cambio en el rumbo del país

jorge_eliecer_gaitan.jpg
Foto: zona Cero

Se cumplen 71 años de la muerte de Jorge Eliécer Gaitán, causa del Bogotazo.

Este 9 de abril se conmemora un aniversario más de la muerte del caudillo Liberal Jorge Eliécer Gaitán, y cuyas investigaciones solo arrojan conjeturas e hipótesis sobre quiénes serían él o los autores principales.

Álvaro Pablo Ortiz, investigador del Centro de Patrimonio Cultural e Histórico de la Universidad del Rosario, explicó en LAUD 90.4 FM ESTÉREO que esto sucede porque los grandes crímenes políticos como el de Gaitán terminan manejados por fuerzas demasiado densas, oscuras y hacen que nunca se llegue a la verdad. “Por ejemplo, el asesinato de John F. Kennedy en Estados Unidos del cual ha salido mucha literatura, pero hasta el día de hoy no se sabe la autoría acerca de quien le causó su muerte”.

Se manejan varias hipótesis sobre el asesinato del caudillo como “que había una especie de complot internacional liderado por la Rusia Soviética con el ánimo de boicotear la Conferencia Panamericana al ver en el deceso de Gaitán la posibilidad de generar una revolución”. dijo Ortiz.

Otra hipótesis que se manejó, fue que Cuba tendría interés a través de tres estudiantes, uno de ellos Fidel Castro, quien estuvo no solo como testigo, sino también actuando en el 9 de abril.  Existe la posibilidad de que la CIA intervino en su muerte, o el comunismo porque le había quitado una gran masa del proletariado, a su vez está que el partido Conservador podría tener motivos, y el liberalismo oficial igual, porque Gaitán dividió a ese partido al derrotar a Gabriel Turbay. 

“Las conjeturas siguen, no obstante, existen libros muy serios como el de Arturo Alape, ‘El Bogotazo, memorias del olvido’ y ‘Mataron a Gaitán’ de Herbert Braun, que dan luces serias y claras a cerca de su muerte.

El desafortunado suceso generó protestas, no solo en Bogotá, sino en otras ciudades del país, desencadenando hechos de violencia pues la gente se enardeció “porque sintieron que le habían quitado al único padre legítimo a lo largo de toda la democracia y se sintieron huérfanos”.

“Se apoderó del lenguaje del ciudadano de a pie o mejor dicho del proletariado urbano de la Bogotá de entonces: del que manejaba el tranvía, del chofer de taxi, del lotero, del fotógrafo, del lustrabotas, etc. Por lo tanto, eso le generó un éxito impresionante”. Igualmente, su propia fisonomía, sus rasgos indígenas y color de piel reflejaban el imaginario popular a lo cual le saco mucho provecho. 

La huella que ha dejado Jorge Eliécer Gaitán, a lo largo del tiempo, se da según Ortiz, porque hizo algo que ningún otro dirigente político ha tenido en cuenta y es la identificación con las clases populares, pero además se apropia del leguaje, no en vano decía en contadas ocasiones: “Yo no soy un hombre, soy un pueblo".

Escuchar entrevista. 

Share this