Economía colombiana en cuidados intensivos

laud-manufactura-elespectador.jpg
Foto: ElEspectador

“Luego de presentar un crecimiento positivo en enero y febrero, los índices cayeron a -4,9% en marzo” informa Juan Daniel Oviedo, director del DANE a LAUD 90.4 FM ESTÉREO.

Desde el inicio de la emergencia sanitaria a causa del Covid-19 el Departamento Administrativo Nacional de Estadística – DANE, ha notado con preocupación los cambios drásticos que ha presentado la economía nacional por la detención repentina de las actividades de todos los sectores, donde las cifras del descenso se ven reflejadas en informes como ‘Indicadores coyunturales’, ‘Encuestas Económicas Mensuales de marzo’ y en la reciente entrega trimestral del Producto Interno Bruto – PIB de 2020.

Juan Daniel Oviedo, directo del DANE en entrevista con LAUD 90.4 FM ESTÉREO señaló, en términos generales, cuáles han sido algunos de esos cambios comparados entre el mes de marzo del 2019 y el 2020, los cuales pueden resumir en tres partes: 1. La caída de la ocupación 2. La caída de la inflación asociada a la parálisis de oferta. 3. El frenazo del crecimiento económico. “Las noticias no son buenas y son consecuentes con ese fenómeno tan complejo como es el que vemos, prácticamente es un coma del aparato productivo por el confinamiento.”.

Oviedo se refirió al mercado laboral: “si bien todavía no estamos viendo incremento significativo en grandes volúmenes den la tasa de desempleo, sí registramos una caída del 7% de la población ocupada lo que equivale a 1.6 millones de personas que están en inactividad”.

Sobre la inflación afirmó: “tuvo un aumento a finales de marzo por la demanda de alimentos por parte de los consumidores… lo que estamos viendo es que en el aislamiento los hogares están cambiando los patrones de consumo donde los productos más requeridos son la comida y artículos sanitarios”

Y al respecto de la economía dijo: “tenía un ascenso del 3.7% en enero y 4.6% en febrero, cayó a un -4.9% en marzo, esto nos da una señal de lo que será abril y mayo teniendo en cuenta que estuvimos paralizados completamente en el mes pasado”.

Los índices revelan que las poblaciones urbanas de Colombia fueron las afectadas en especial aquellas correspondientes a las actividades de comercio minorista como restaurantes, almacenes, entre otros. No obstante el trabajo en el campo no paró y fueron las cifras que alentaron: “la zona rural fue la que nos salvó, pues crecieron al 6.8% las actividades agropecuarias”.

El director mostró su preocupación, si ante el aumento de casos de coronavirus se regresa a una cuarentena total en Bogotá, pues indicó que una de las debilidades de la infraestructura económica del país es que la cuarta parte de su rentabilidad está concentrada en la capital: “El autocuidado ciudadano será el que impida un descalabro económico por eso es importante de manera secuencial y responsable dinamizar las actividades que tendrán efectos positivos sobre el resto del país en materia de agregación de valor”.

Finalmente se pronunció sobre el próximo informe que adelanta la entidad que mide el pulso empresarial: “Lo que se busca es que a través de una encuesta completaría, adicional a la que hacemos mensual a casi 90 mil empresas de los sectores comercio, servicios y manufactura, nosotros por medio de un formulario ágil podamos reconocer cuales son las formas por las cuales se han visto afectadas en medio de la emergencia sanitaria… También consideraremos cómo se han ajustado y reinventado… Conjuntamente les preguntamos sus expectativas para el futuro”.

Ver informe del PIB en este enlace.

Ver los ‘Indicadores coyunturales’ en este enlace.

Ver entrevista completa en el siguiente video:

Share this