Defender una democracia corrupta

Guajira.jpg1_.jpg
Foto: Semana

El debate toma importancia tras el anuncio del presidente Juan Manuel Santos de no declarar el estado de excepción en La Guajira ante la evidente crisis.

El departamento de La Guajira es de los más ricos del país y a su vez uno de los más pobres, por extraño que suene, la respuesta es simple: corrupción.  La mejor evidencia es la muerte de hambre de más de 88 niños[1].  No obstante, a este abandono del estado se le suma la crisis política. Por ejemplo los tres últimos gobernadores, sin contar el encargo de esa labor, a Jorge Enrique Vélez, tienen no solo indicios preocupantes, sino a un probado delincuente.

Sin ir más lejos en las elecciones atípicas en la que ganó Wilmer González, la Fiscalía lo acusó de supuestamente no reportar 2 mil millones de pesos (Leer noticia del Herarldo). Las elecciones atípicas se presentaron tras la salida de su cargo de Oneida Pinto por inhabilidad que es grave, pero lo son más sus relaciones políticas. Fue tal la molestia de su nombre que deparó en la salida de la presidencia de Carlos Fernando Galán de Cambio Radical por la de Rodrigo Lara.

Pero es sin duda el caso de Juan Francisco 'Kiko' Gómez el peor de todos. Este delincuente recibió una condena de 55 años de prisión por ordenar el crimen de la exalcaldesa del municipio de Barrancas, Yandra Brito, su esposo y su escolta.

A esto se le suma el olvido histórico de un gobierno centralista a una comunidad como la indígena que tiene un fuerte apego por su tierra, pero que había sentido un mayor respaldo por Venezuela, sin embargo, los cierres de la frontera les recordaron que de los gobernantes reciben más problemas que soluciones.

Sobran los argumentos para entender el derecho de petición que interpuso la abogada Carolina Sáchica Moreno en representación de la Comunidad Wayuu.

La respuesta del Presidente Juan Manuel Santos fue de no declarar el estado de excepción porque según el mandatario no existen sucesos anormales que ameriten hacerlo. 

En el programa ‘Revista de la Mañana’ de LAUD 90.4 FM ESTÉREO les preguntamos a tres conocedores del tema para reflexionar sobre este.

Andrés Castro, periodista y analista político le preguntamos sobre la defensa de la democracia y la posibilidad que sea el ejército el administrador. Para Castro es claro que el llamado es hecho por una minoría del departamento como una salida desesperada “hay una cifra escalofriante en lo últimos 24 años, hay 12 gobernadores distintos en la Guajira” además complementó el egresado de Ciencia Política de la Universidad Nacional “Eso muestra la inestabilidad política, el abandono y la falta de interés de parte del Ejecutivo hacia La Guajira. Entonces el Gobierno debe tomar medidas de fondo y no es solamente enviar ministros como gobernadores encargados, sino tener mucho más interés y sobre todo mayor inversión social en el departamento de La Guajira que debería ser unos de los más ricos de Colombia, tiene la mina de carbón más grande del mundo, pero es uno de los más míseros y pobres” Escuchar audio.  

El experto en seguridad John Marulanda quien ha sido militar, le preguntamos sobre la posibilidad que sea el ejército quien esté al frente del departamento. Marulanda recuerda la encuesta de Gallup por ser una de las más serias del país en la que evidencia, según sus estudios, la confianza que tiene el país por el ejército, pero resalta que los jefes militares no tienen gran reconocimiento. En cuanto a que sea la institución castrense la que maneje administrativamente el departamento dijo: “no es oportuno, ni conveniente” , además complementó “es una región fronteriza con Venezuela, militarizar La Guajira en ese aspecto no es movimiento político – creo yo- más adecuado viendo lo que está sucediendo en Venezuela”. Escuchar audio.   

Finalmente, la abogada Carolina Sáchica Moreno también nos habló tras saber la negativa del gobierno. Inicialmente aclaró la importancia de su pedido que fue” tratar de determinar cuál es el origen de esa gran cantidad de irregularidades y situaciones que han llevado a esta crisis humanitaria que hoy es una tragedia dejando un saldo absolutamente vergonzoso de niños muertos y en grave estado de desnutrición”

“Empezar a implementar medidas para contrarrestarlas, para garantizar el alimento a los niños, para garantizar agua potable a los niños, también a las madres gestantes que son beneficiarias de las medidas cautelares de la CIDH (Comisión Interamericana de Derechos Humanos) desde hace dos semanas” argumenta la abogada como soluciones de vida a la comunidad Wayuu.

La abogada aclaró que en el documento no se pidió que fuera el ejército el que tomaran la gobernación de La Guajira.

En cuanto a la negativa del ejecutivo dijo “el reto del gobierno, esa responsabilidad que en este momento tienen es enorme con esas comunidades Wayuu, después de tantos años de abandono y los daños que se han causado con esa indiferencia y este abandono estatal” Escuchar audio.

[1] Dato tomado del periódico el Heraldo del 27 de diciembre de 2016. http://www.elheraldo.co/la-guajira/88-los-ninos-muertos-en-la-guajira-por-desnutricion-314772

Share this