Día Mundial de la Protección de los Osos

laud-Dia Mundial de la Proteccion de los Osos.jpg
Foto: Parques Naturales/ Juan Cortes

Es una especie de vital importancia para la conservación de los ecosistemas en su amplio hábitat natural en las tres cordilleras que atraviesan Colombia.

El oso andino, también conocido como oso de anteojos, es la única especie que habita Sur América. Vive en la cordillera de los Andes en Venezuela, Colombia, Perú, Bolivia y Ecuador, entre 200 y hasta 4.750 metros sobre el nivel del mar.

Considerado como la especie más carismática de la fauna silvestre en el país, es reconocido como el guardián de los páramos y del agua, lo que significa que su protección conduce a la conservación de otras especies y ecosistemas siendo un medidor del bienestar del medio ambiente.

El oso andino se caracteriza por su pelaje negro oscuro, con manchas claras en el rostro, cuello y pecho, únicas en cada individuo. Los machos adultos erguidos sobre las patas traseras alcanzan a medir hasta 2 metros, con un peso de 140 a 175 kilogramos, mientras que las hembras son un tercio más pequeñas alcanzando una altura máxima de 1,6 metros.

El sentido más desarrollado de esta especie es el olfato, siendo siete veces más potente que el de un perro. Se alimenta principalmente de plantas como puyas y bromelias, de frutos dulces como la uva camarona, de animales silvestres como aves, venados e insectos y, ocasionalmente, de vacas y ovejas. El oso andino, además, es un animal carroñero que contribuye con la descomposición de animales muertos.

La amenaza principal a la que se ve expuesta su existencia, es la fragmentación de su hábitat natural, como también la cacería como práctica para exhibición, usos tradicionales o medicinales o como respuesta al ataque de ganado o consumo de cultivos de las comunidades aledañas a su hábitat. A su vez, se ha visto amenazados como parte de esquemas de turismo irresponsable que lo acechan y alteran su dieta al ofrecerle carnadas para que los turistas se puedan acercar a él.

El próximo 21 de febrero se conmemora el Día Mundial para la Protección de los Osos del Mundo, una oportunidad para repensar la conservación, el cuidado y la protección los osos.  Esta celebración merece nuestro esfuerzo para entender todas las dimensiones de la conservación. #PonteLosAnteojosPorLaVida.

Share this