Día del periodista, una profesión para la paz

Dia de la Radio.jpg
Foto: LAUD

Así fue que nació la celebración de la efeméride. Una realidad colonial no muy lejana a la actual.

“Oh paz santísima! ¡Oh virtud celestial, digna de nuestros más respetuosos homenajes¡ (…) No hay cosa más digna de la razón, que vivir pacíficamente” así narra algunas frases de ‘Papel Periódico de la ciudad de Santafé de Bogotá’ el primer periódico colombiano del que se tiene dato, publicado el 9 de febrero de 1791 y el cual fue la inspiración para la creación del día del periodista en el país decretado en la Ley 51 del 18 de diciembre de 1975.

‘Papel Periódico’ circuló los viernes durante seis años en la capital del Nuevo Reino de Granada y contó con la dirección de Manuel del Socorro Rodríguez. Las temáticas eran políticas y cívicas y sus páginas contuvieron letras y pensamientos de próceres como Francisco José de Caldas, Antonio Nariño, Antonio Zea, entre otros.

Este fue el inicio de una profesión que hoy sigue la misión de anunciar la verdad con los desafíos que ello implica, ya que cada generación en el trascurso de los siglos viene con sus propias guerras. En la actualidad, en relación con aquellas épocas coloniales, algunos periodistas siguen siendo próceres y varios enfrentan censura tal como lo cuenta ‘El País del Silencio’ la serie de informes sobre censura en las regiones que entrega la FLIP.

El periodismo recibe en Colombia dos celebraciones, porque además del 9 de febrero; desde el año 2004 también se declaró el 4 de agosto como día del Periodista y el Comunicador a razón de la traducción de los Derechos del Hombre y del Ciudadano que hizo Antonio Nariño el 4 de agosto de 1789.

Las dos fechas resaltan la labor del periodista y hacen un llamado a la reflexión del valor de su trabajo para la construcción de paz en el país en tiempos de posacuerdo y conflicto.

Share this