Cómo va la recuperación de Notre Dame

laud-notre-dame.jpg
Foto: El País

Estos son los retos y dificultades que afronta la reconstrucción de uno de los templos más emblemático de la humanidad luego de padecer un voraz incendio.

La catedral de Nuestra Señora en París sigue su viacrucis en búsqueda de la recuperación. Luego de ser un ícono de la construcción gótica del siglo XII, tardar casi 100 años su edificación, sobrevivir por más de ocho siglos ataques de toda clase y enfrentar las inclemencias del tiempo, ahora libra su mayor batalla con grandes vicisitudes.

Un poco más de tres meses de sufrir el incendio que puso en riesgo su existencia, el templo navega hacia su reconstrucción por las aguas de la incertidumbre. Aunque en ese recorrido no está sola, timonea la embarcación su arquitecto Phillippe Villeneuve.

Entre los peligros que amenazan la rehabilitación de la estructura están el inclemente verano que azota a Francia, que expone a las ruinas a un nuevo incendio. De otro lado está el deterioro de las partes que quedaron en pie, las cuales por el maltrato del tiempo y el suceso vivido están en constante riesgo de desplome. Además, por estos días la basílica afronta una denuncia judicial por la contaminación que ha causado el plomo que quedó después del fuego.

Y No suficiente con ello está el incumplimiento de las promesas de millonarias donaciones para ser erguida nuevamente, dineros que nunca han llegado de las famosas firmas empresariales, tan solo se ha recolectado el 10% de personas anónimas comprometidas con Notre Dame. La falta de recursos retrasa la recolección de escombros y dificulta el pago de nómina de los más de 100 empleados que a diario laboran en la recuperación.

No obstante, Villeneuve, jefe de los Monumentos Históricos encargado de la catedral desde el 2013, lidera el proceso de reconstrucción y agiliza los trabajos, ya que el tiempo juega en su contra. Uno de esos esfuerzos está en el cuidado de recolectar y preservar cada pieza de las estructuras derrumbadas, ya que son elementos arqueológicos y aún materia de investigación por las autoridades.

Las afueras del templo que antes aglomeraba gran cantidad de turistas, ahora reúne escombros, vehículos de carga y el personal que labora allí. Y aunque el presidente de Francia, Emmanuel Macron proyecta reabrir la basílica en cinco años. Villeneuve, asegura que su culminación sería en 10.

Entre tanto el arquitecto expresa en medios locales “la estructura de la catedral está a salvo”, mientras los obreros amantes de Notre Dame trabajan incansablemente por la restauración de una de las joyas del patrimonio de la humanidad.

Share this