Cuatro años de los Acuerdos de Paz

JEP.png
Foto: pares.com.co

Más falencias que aciertos ha tenido el Acuerdo de Paz que en este 2020 cumple cuatro años de su implementación.

Por falta de proyección y estructuración al momento de negociar la paz entre el Estado colombiano y la guerrilla de las Farc, la realidad que vive el país es de persecución, asesinato de líderes sociales y excombatientes, masacres y polarización política.

“Suele pasar en cualquier tipo de proyecto, que si en esas fases de planeación y construcción las cosas no resultan bien, pues así van a seguir. Y si no vamos a esa raíz, no va a ser posible que los colombianos consoliden el proceso de paz”, manifestó en LAUD 90.4 FM ESTÉREO, Iván Díaz, especialista en Defensa, Seguridad y Conflicto.

Durante estos cuatro años ha habido unas dinámicas de reacomodación criminal, en los espacios donde estaban las Farc y cuando ya no están, otros grupos al margen de la ley se toman esas zonas.

“Es un escenario de poder, que si no es llenado por el Estado, lo será por una dinámica de organización criminal, utilizando el uso sistemático de la violencia, que es lo que se ve en algunas regiones con el asesinato de colombianos que son capaces de liderar algún tipo de iniciativa que está lejos de las agendas de los grupos al margen de la ley”.

En cuanto a la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, el invitado señaló: el corazón de cualquier proceso de paz son los mecanismos de justicia Transicional, la cual durante la negociación, llamó la atención por las grandes falencias en la estructuración y por eso en su momento la mayoría de colombianos votó por el NO.

“A cada paso que da la JEP, es un paso de ciego. No tiene claro cuáles son sus límites, sus mecanismos, se le dificulta su articulación de manera sistemática con sectores de justicia. Ya vamos cuatro años y la JEP no ha podido ejecutar una sola de sus tareas y por eso gran parte de las Farc volvieron a la actividad criminal y siguen siendo parte de esta justicia, pues no han podido encontrar la manera de sacarlos”

Sin embargo, el especialista resaltó algunos logros de los Acuerdos de paz:

-       La mayoría de excombatientes, cerca de cerca de 13.000 hombres y mujeres dejarán las armas, le han apostado al proceso, y creen en él, reincorporándose a la vida civil, desarrollando sus proyectos y no han retornado a la guerra que ese es su gran objetivo.

“En eso es lo que deberíamos concentrarnos todos, tanto gobierno como Nación, del acompañamiento de la mayoría que dejó la guerra y quiere seguir con la paz, pero si no se la el apoyo, lamentablemente tendría que retornar de donde vino”.

-       El desarrollo del Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y Garantías de no Repetición (SIVJRNR)

-       Ha abierto la puerta, a través de los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET), para que las políticas públicas se orienten a los territorios que históricamente han estado más excluidos de la oferta estatal. 

Finalmente, con respecto al futuro de los Acuerdos, dijo “más pronto que tarde la JEP desaparecerá, por su inoperancia, y por lo tanto la justicia internacional será la que asumirá los casos, como la Corte Interamericana. Por tal razón, desaparecerá la legitimidad de los Acuerdos y eso va a generar un choque político y social. A eso es lo que nos tenemos que enfrentar”.

Escuche la entrevista aquí: 

Share this