Crisis en Medio Oriente, un largo conflicto

Traslado de embajada.jpg
Foto: El Economista

Tras el traslado de la embajada de Estados Unidos a Jerusalén se desató un sangriento lunes en la frontera entre Israel y Gaza.

El traslado de la Embajada de EE. UU. ha coincidido con el 70º aniversario de la creación del Estado hebreo, fecha también señalada como la víspera del Día de la Nakba (desastre en árabe), en el que los palestinos recuerdan siete décadas de exilio y de pérdida de territorios tras el nacimiento de Israel.

Durante las últimas semanas, la llamada Gran Marcha del Retorno se han presentado masivas manifestaciones en el límite de la franja de Gaza con Israel, que  han dejado hasta ahora varios muertos  y unos 10.000 heridos de bala.

Mauricio Jaramillo internacionalista nos acompañó en el programa ´Revista de la Mañana’ para hablar sobre esta situación.

“Esta disputa tiene un origen muy antiguo e histórico, cuando los judíos fueron expulsados y se inicia el conflicto por el territorio de Jerusalén. Naciones Unidas hizo un plan de repartición muy inteligente.  Pensó que Jerusalén fuera una capital compartida por el estado árabe e Israel, luego se da una reforma a la constitución donde se declara a Israel capital eterna del estado judío, esto no es aceptado por los palestinos y cuando se negocia en los acuerdos de Oslo el tema de Israel queda pendiente para ser solucionado en un futuro debido al contexto histórico tan amplio”.

En cuanto al traslado de la embajada,  el internacionalista aseguró que se puede ver como algo simbólico “por primera vez desde 1980 un estado tiene tanta afinidad con lo que ha reivindicado Israel, por eso Estados Unidos rompe ese esquema entre Israel y palestina  creando una espiral de  actos de violencia, una crisis humanitaria en Gaza.  Entonces esta decisión no se puede mirar como un gesto de paz”. Escuchar entrevista.

Con este hecho el presidente Donald Trump  disminuyó la posibilidad de un acuerdo de paz. Ahora, Palestina se mostrará más reacia a negociar con Estados Unidos.

Sin embargo, el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, reafirmó el compromiso de Washington con una “paz global y duradera entre Israel y palestinos”.

Por su parte, la organización Hamás, al control de la Franja de Gaza y considerado grupo terrorista por Estados Unidos e Israel, anunció medidas ante la escalada del conflicto.

Share this