Contaminación en la Laguna de Sonso

lagunadesonso11.jpg
Foto: Agencias de Noticias U. Nacional

La laguna presenta un alto grado de contaminación, producto de las actividades humanas.

Esta reserva natural, ubicada en jurisdicción del municipio de Buga se encuentra en riesgo, llevando a que esta zona no sea apta para actividades como natación, ni náuticas y a su vez, afectan el normal desarrollo de unas 1.500 familias que encuentran su sustento alimenticio y económico en este ecosistema.

María Cristina Papamija, doctora en Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Palmira, evaluó las variables físicas y químicas del agua de esta reserva, con el propósito de conocer su estado trófico, es decir, la contaminación que se presenta en su sistema acuático

De acuerdo con el análisis, en el fondo de la laguna hay una importante cantidad de material orgánico que requiere un gasto de oxígeno significativo, lo que termina por deteriorar la calidad del agua. Las afectaciones ambientales de la laguna se generan especialmente por la intervención de actividades humanas que estarían aportando altas cargas de materia orgánica como desechos domésticos e industriales.

Estos hallazgos son preocupantes ya que los reportes de la Asociación de usuarios para la protección y el mejoramiento de las cuencas hidrográficas de los ríos Yotoco y Mediacanoa (AsoYotoco), señalan que esta zona es una fuente importante de alimento para habitantes que encuentran su sustento alimenticio y económico en este ecosistema.

La importancia ecológica de este cuerpo de agua, no solo se restringe a las condiciones que representa para la vida acuática, sino también por ser un corredor biológico que favorece la migración de especies entre las cordilleras Central y Occidental.

Actividades humanas como la agricultura, ganadería, residuos urbanos, actividades industriales y forestales, y contaminación atmosférica, generan contaminación en este tipo de ecosistemas. El exceso de nutrientes hace que las plantas y los organismos crezcan en abundancia, consumiendo gran cantidad del oxígeno disuelto y aportando materia orgánica al ecosistema.

Con respecto a la alcalinidad, definida como una medida de la capacidad del agua para neutralizar los ácidos, se encontraron valores de hasta 398 miligramos por litro de agua, cifras que indicarían altas concentraciones de contaminación considerando que los valores de referencia deberían ser de apenas 50 mg/L.

La baja concentración de oxígeno disuelto en el agua responde también a la profundidad de la laguna (entre 40 y 70 cm), especialmente en época de sequía, que no permite la estratificación de la temperatura en el cuerpo de agua, con lo cual gases como el oxígeno no se pueden disolver y terminan evaporándose.

Share this