Conozca las fechas reprogramadas para los pilotos de restaurantes

laud-pilotos-restaurantes-secretariadesarrolloeconomico-1.jpg
Foto: Secretaría de Desarrollo Económico

Luego de aplazar la iniciativa debido al aumento de contagios de Covid-19, el Distrito dispuso el nuevo calendario para realizar ‘Bogotá a Cielo Abierto’.

La Secretaría de Desarrollo Económico - SDDE y el Instituto Distrital de Turismo –IDT anunciaron que el primer piloto de Bogotá a Cielo Abierto, protocolo de reapertura gradual de negocios, se reprogramó del 20 al 23 agosto. La propuesta busca avanzar la reactivación económica de algunos sectores económicos arrancando por el renglón gastronómico, bajo estrictos requerimientos de bioseguridad, que permitirán a la ciudadanía vivir la experiencia urbana de una nueva manera.

Las zonas que hacen parte de la apertura serán: Chapinero, Santa Fe, La Candelaria, Usaquén, Puente Aranda, Tunjuelito, Teusaquillo, Barrios Unidos y Kennedy. Por el momento, queda una zona más para definir de acuerdo a la evolución de la pandemia. En total se contemplan 30 tramos de reactivación comercial al aire libre, incluyendo uso de espacios como andenes, plazas, cerramientos y parqueaderos, entre otros.

La secretaria distrital de Desarrollo Económico, Carolina Durán, dijo: “Esto es un piloto con carácter de permanencia, que nos va a permitir reactivar la ciudad con puntos neurálgicos en la economía, pero como parte de un plan táctico”. En el futuro se espera que Bogotá a Cielo Abierto permita abrir las puertas de otros sectores como los cines, los gimnasios y otras actividades culturales.

Los restaurantes interesados en participar en este primer piloto podrán inscribirse gratuitamente aquí. Los negocios recibirán capacitación para la implementación de protocolos de bioseguridad, pero adicionalmente deberán garantizar la digitalización de sus menús y medios de pago y el uso de un sistema tecnológico para realizar reservas, que será de carácter obligatorio, pero quedará a elección del comerciante y puede ser una herramienta de código abierto sin costo.

Por otra parte, los establecimientos tendrán que contar con una señalización que garantice el distanciamiento físico de dos metros entre personas y mesas. El tiempo de estadía para los comensales será de máximo dos horas. Los lugares a cielo abierto también deben instalar dispensadores automáticos de elementos de aseo, jabón y gel antibacterial, además de barreras protectoras para realizar los pagos.

Finalmente, la secretaria Carolina Durán recordó que “El éxito del piloto dependerá del comportamiento de los bogotanos y por esta razón el llamado es a seguir manteniendo la corresponsabilidad para que la apertura inteligente de los sectores sea una realidad”.

Información tomada de SDDE.

Share this