Confrontación entre el Distrito y MinJusticia por casos URI

laud-uri-personeriadebogota (1).jpg
Foto: Personería de Bogotá

Luego de que Claudia López hiciera pública la búsqueda de soluciones del hacinamiento, la Ministra dio respuesta diciendo que era responsabilidad de la misma alcaldía. 

La situación de las URI (Unidad de Reacción Inmediata) en Bogotá que reporta 32 contagiados con Covid-19 entre las estaciones de Fontibón y Kennedy y el alto grado de hacinamiento que presentan dichos lugares de reclusión llevó a que los ánimos se caldearan entre la alcaldesa Claudia López y la ministra de Justicia, Margarita Cabello, mientras en el centro de la discusión sigue la problemática sin ninguna solución. 

Todo inició cuando López informó en una rueda de prensa que el 13 de mayo había enviado una carta a la Ministra solicitándole apoyo y coordinación para descongestionar las URI y estaciones en aras de cuidar las salud de los reclusos; una misiva que enumera las reiteradas solicitudes hechas a esa cartera por parte de la Administración Distrital y la Secretaría de Seguridad.

“Nosotros llevamos tres meses rogándole literalmente a la señora Ministra que nos apruebe alternativas para reducir hacinamiento… no nos han recibido a los condenados, no nos han aprobado los sitios que hemos propuesto para ampliar las estaciones de Policía y eso que son con nuestros recursos… ellos ni asignan las cárceles, ni vigilantes del INPEC, ni nos autorizan los lugares”  afirmó la alcaldesa. Entra audio.

Ante la solicitud que se hizo pública, en la noche del 14 de mayo la Ministra de Justicia se pronunció en la cuenta de Twitter de la cartera donde aseguró que la responsabilidad de las URI y estaciones es directamente de las alcaldías municipales y distritales y que por lo tanto es de injerencia del Gobierno Nacional solo las personas condenadas. En ese orden de ideas explicó que el traslado de los reclusos no necesita autorización por parte del Ministerio. Entre otras cosas también señaló que en las cárceles nacionales se atienden a más de 5.000 sindicados que corresponden a Bogotá.

“Soy ajena a las confrontaciones y también consiente de las necesidades penitenciarias existentes. Hoy más que nunca frente a la pandemia y a pesar de la crisis carcelaria se sigue trabajando día a día por la protección y los derechos de las personas privadas de la libertad” enfatizó Cabello.

 

La grave realidad que viven las URI y estaciones de policía en la capital ya había sido denunciada por la Personería de Bogotá que en reiteradas ocasiones llamó la atención al respecto, reveló las cifras de hacinamiento y advirtió la ausencia de protocolos de bioseguridad al interior de las unidades.

Luego de conocerse la respuesta de MinJusticia y hasta la hora del cierre de la presente nota (15 de mayo a la 1:00 p.m) no se conoció la opinión de la alcaldesa al respecto. Por su parte en los centros de reclusión se continúan haciendo jornadas de desinfección y entrega de kit de seguridad.

Ver también: 12 casos de Covid-19 en estaciones de Fontibón y Kennedy.

Share this