'Champan rosado' la nueva droga que circula en el Reino Unido

Droga.jpg
Foto: BBC

Se trata de un fuerte tipo de éxtasis. Hasta el momento se han producido 10 hospitalizaciones y una muerte por su uso.

El ‘champán rosado’ es una variedad del éxtasis, una poderosa droga popularizada en los 70 y actualmente prohibida en la mayor parte de los países del mundo que se vende en las calles en forma de cristal. El principal problema es que al no ser pastillas, el consumidor no es capaz de calcular la dosis, que termina siendo muy elevada y por tanto peligrosa para la salud.

La droga es un poderoso desinhibidor que causa en los consumidores horas de euforia, sensación de felicidad y extroversión.

El ‘champán rosado’ se vende en las calles en forma de cristal, lo que hace algo más difícil para el usuario medir su dosificación. El último reporte de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Crimen señala que en 2016 al menos 20 millones de personas consumieron alguna variedad de MDMA.

Según los médicos los efectos que causa esta droga son: agotamiento físico y mental, falta de lucidez en el pensamiento o sensación de vacío. En los peores casos además hay que sumarle que desaparecen la euforia y la energía y el corazón va muy rápido, llegando incluso a necesitar atención médica por culpa de convulsiones, espuma en la boca, respiración acelerada o perdida de la consciencia.

El Departamento de Policía local informó que esta versión "particularmente potente" de anfetamina es también es conocida en las calles de Reino Unido como "mágica".

La droga “mágica” puede producir la muerte de una persona por tres causas principalmente:

En primer lugar, si el cuerpo recibe demasiada serotonina, dopamina y noradrenalina puede deshidratarse y recalentarse. “Una vez que su cuerpo va por encima de 42 grados centígrados, los órganos dejan de funcionar y puede ser muy difícil conseguir que la gente se recupere de ese punto.

También se puede producir demasiada tensión en el corazón, lo que puede esencialmente provocar un ataque cardiaco.

Por último, algunas personas mueren porque beben demasiada agua. La MDMA también puede provocar síndrome de secreción inapropiada de hormona antidiurética, lo que detiene la orina y hace peligroso beber demasiado.

Share this