Canciones para el camino

Canciones para el camino.jpg
Foto: Sayco

El compositor Hernán Urbina Joiro presenta su libro ‘Canciones para el camino’, en el que hace una compilación de 182 poemas inéditos y canciones recitadas desde 1974 hasta 2019.

Con un prólogo de William Ospina, el autor en más de 400 páginas escribió poemas que fueron inspirados por aconteceres cotidianos de las personas de la provincia y de su pueblo San Juan del Cesar, La Guajira.

Urbina Joiro, desde los 9 años empezó a registrar en versos las masacres entre familias de su pueblo, San Juan del Cesar, las conmociones trágicas o alegres de Colombia y el mundo en voces a través de su música. 

El médico y poeta colombiano Hernán Urbina nos acompañó en ‘Amantes del Círculo Polar’ para hablar de su obra, de su recorrido por varias partes del país que le han servido de inspiración en sus escritos, de sus facetas como médico, músico vallenato y de los reconocimientos que ha logrado en su carrera. Así mismo en el programa compartió varias anécdotas y algunos de sus poemas. 

“Es cierto que se puede caminar silbando y alegre algunas de mis rimas, pero estos son, ante todo, poemas para volver a vivir o para seguir viviendo con valentía; poesía para arrostrar lo que aniquila sin dejar de avanzar”. Aseguró el poeta.

‘Canciones para el camino’ Poesía Escogida 1974 – 2019, comparte más de un centenar de grandes poemas inéditos que contiene siete poemarios sobre poesía social, lírica amorosa, poesía a los lugares entrañables, poesía al afecto fraterno, metapoesía, la historia de Colombia y el mundo, todo en estrofas y versos memorables.

Para el autor el poema ya es canción, trae una música plasmada. “La poesía es el ámbito de lo diverso, de los nuevos significados. Es la búsqueda de lo mejor del ser humano”.

En cuanto al prólogo realizado por William Ospina Urbina expresó:“con Wiiliam somos grandes amigos y hemos trabajado en varios proyectos. En esta ocasión, las palabras de Ospina me hicieron entender que era lo que había hecho en cada uno de mis poemas. Fue algo relevador”.   

El que avanza por este libro va a encontrar un ser humano curioso, observador, compasivo, que no esquiva ninguna experiencia, que quiere dejar testimonio, que mira, toca, siente, sueña, y a todo le busca una música. 

Algunos de los poemas

Yo también huyo.

¿Hay alguien que no huya mientras viva?

La trampa, el ataque a traición aquí denuncio. 

Una anciana que llaman muerte delató mi huida 

y sus tambores lanzan contra mí serpientes.

(Rimas el Valle del Anáhuac. 1994. Rimas del Valle del Anáhuac).

Share this