Campaña por la defensa de los derechos, llega a Montes de María

Lideresa.png
Foto: Lidere la vida

‘Lidera la Vida’ visibiliza la situación actual de los líderes y en especial, las lideresas. Mayerlis Angarita, sobreviviente y abanderada por la paz, cuenta su testimonio.

Por décadas los Montes de María han tenido que soportar los horrores del conflicto armado por parte de todos los actores que lo conforman y pese a la desmovilización del paramilitarismo y el Acuerdo de Paz con las FARC-EP, la violencia no se ha ido. Luego de las desapariciones forzadas y desplazamientos, son las mujeres las que han tenido que llenarse de nervios de acero y enfrentar a los victimarios para proteger sus familias y territorios, pero esto las ha expuesto y  sus vidas corren peligro de muerte. Precisamente en aras de buscar mecanismos que protejan su integridad llega la campaña ‘Lidera la vida’, iniciativa de la Procuraduría General de la Nación.

“Esta iniciativa permite acabar la estigmatización, visibilizar nuestra labor y qué hacemos. A nosotras no solo nos cobran por el hecho de defender derechos, sino también por ser mujeres, por eso nuestra tarea es el doble porque tenemos que hacer la labor social y somos madres cabeza de familia. Sin embargo, con la fuerza del corazón y la palabra nos enfrentamos a los hombres armados y nos negamos a salir del territorio. Hacemos resistencia pacífica ante los grupos del Clan del Golfo y los Gaitanistas, aunque nos tengan amenazadas”, manifestó a LAUD 90.4 FM ESTÉREO, Mayerlis Angarita Robles, lideresa social.

La vida de Mayerlis Angarita

Es una mujer que nació en San Juan Nepomuceno (Bolívar) y desde niña sufrió las atrocidades de la guerra: “No solo me tocó la desaparición de mi mamá en 1994, también tengo que vivir la persecución, la amenaza y la zozobra que me quieran matar, he sobrevivido a varios atentados y esto gracias a las medidas que se han tomado… Quiero que me conozcan por el trabajo que hago y no por ser la lideresa más amenazada en Montes de María”, afirmó.

Las medidas a las que hace referencia son las ejercidas por las instituciones como la Defensoría del Pueblo, la Procuraduría, la fuerza pública, entre otras. Las cuales se han logrado por la injerencia de la Mesa para Garantía de lideresas y defensoras de Montes de María, en la que Mayerlis hace parte.

“Es un espacio donde hemos tenido una protección diferente para las mujeres con medidas integrales… esto no significa que no nos van a atacar, pero sí comprueba que a la hora de que esto ocurra las instituciones reaccionarán de manera rápida y eficaz para garantizar la vida”, aseguró.

Angarita afirmó que las amenazas son por lo que ellas representan, detrás de cada una están los más de 5 mil habitantes de la región por quienes ellas entregan todo: “nosotras somos ejemplo de reconciliación y resiliencia porque llegamos a vivir hasta 4.172 homicidios y 57 masacres”.

En medio de la difícil situación que viven las mujeres, surge la esperanza y las formas de reconstruir nación: “Con la alegría montemarina que no nos la quita nadie, vamos a seguir construyendo paz. Somos ejemplo de berraquera y vale la pena luchar por la paz”.

Narrar para vivir

Como una muestra de la reconstrucción social, Mayerlis lidera hace 20 años el colectivo ‘Narrar para vivir’, que tiene el objetivo de ayudar a superar las heridas de la violencia.

“Nace en el contexto de violencia como una esperanza para contar y sanar… Lo que hicimos fue generar una olla comunitaria de sancocho para contarnos lo que nos estaban haciendo los victimarios en la clandestinidad del patio y la casa. Los paramilitares y las guerrillas solo lo veían como un grupo de mujeres cocinando, pero realmente estábamos trabajando la palabra para curarnos. Luego nos dimos cuenta que necesitábamos verdad, justicia y reparación y comenzamos a laborar y formamos. Hoy somos sobrevivientes sujetos de derechos y es el Estado el que debe restablecerlos, junto a los que nos hicieron daño”, expresó.

Liderar la vida

Con el propósito de promover alianzas que permitan generar medidas que garanticen las vidas de las sobrevivientes, escuchar sus relatos, crear conciencia de la urgente necesidad de protección y difundir sus obras, vidas y riesgos, llega la campaña este 2 de diciembre a San Juan Nepomuceno (Bolívar). Una alianza entre la Procuraduría, la Defensoría, USAID, ACNUR, ONU, MAPP OEA, CODHES, ONIC, AFRODES, Pastoral Social y Colombia 2020 del Espectador. El encuentro será transmitido de 10:30 a.m. a 12:30 p.m por las redes sociales de @lideralavida y @EEColombia2020.

“En Colombia no solo nos matan las balas, también la indiferencia... cuesta mucho que nazca una lideresa… no todo el mundo tiene ese don…un líder nace con esa vocación y se forja en el territorio… su muerte es un daño irreparable”, concluyó Mayerlis.

Ver entrevista completa aquí.

Share this