Califato ¾ estrena su álbum ‘LA CONTRAÇEÑA’

Laud Califato.jpg
Foto: Califato ¾

Desde Andalucía la agrupación nos acompañó en LAUD 90.4 FM ESTÉREO, con una experiencia para resignificar el folclore y la música moderna.

Hace una semana en el programa cultural ‘Amantes del Círculo Polar’ hablamos sobre el Observatorio Transoceánico, una plataforma de internacionalización musical que favorece la conexión y la visibilidad de artistas, agentes y proyectos musicales de ambos lados del océano, entre Colombia y España.

En La Verdadera Alternativa de la Radio comenzamos a descubrir y compartir con los oyentes este proyecto. En esta ocasión nos acompañaron The Gardener y Serokah integrantes de Califato ¾ quienes nos hablaron de su sentimiento andaluz y de su reciente trabajo discográfico.

La propuesta cuenta con sonidos en los que convive la idiosincrasia cultural e historiográfica andaluza y la música de vanguardia más avanzada. ‘La Contraçeña’ es un álbum que difumina las fronteras entre idiosincrasia cultural de su región y su evolución sonora.

La agrupación española ha conseguido descifrar el código definitivo en su nuevo álbum, llamado a convertirse en uno de los hitos musicales del año.

En los últimos meses han desvelado algunas de las claves que formarían parte de este nuevo trabajo, con canciones como ‘Fandangô de Carmen Porter’, ‘Çambra der Huebê Çanto’, ‘La bía en roça’ y ‘Te quiero y lo çabê’; y tras presentarlo primero en Bandcamp el mismísimo Día de Andalucía.

‘La Contraçeña’con una espectacular portada realizada por Rorro Bejerano, ya está disponible en todas las plataformas digitales y formatos físicos. Cuenta con menor presencia de samples y le apuesta a lo orgánico, con un auténtico ensamblaje y arquitectura sonora.

La banda reinicia su método de trabajo para dar un paso adelante en la búsqueda no solo de todas las Andalucías que caben en Andalucía, sino también alumbrar algunas Andalucías imaginadas: tanto inéditas como históricas, tanto psicodélicas como polifónicas, tan raciales e impredecibles como universales.

El repertorio de su nueva placa es un tipo de "ensalada heterogénea", de mezcla de razas sonoras en la que caben desde zambras western hasta un acid house de corte jondo, desde una guajira flamenca que deviene en himno tropical a un reggae flamencófilo; en un marco de referencias que incluye, hasta ahora, cruces impensables entre Genesis P-Orridge y Los Sobraos, entre Prodigy y el ‘Omega’ de Enrique Morente o entre Antonio Molina y Public Enemy.

Share this