Brechas y costos socioeconómicos del embarazo en adolescentes

laud-embarazo-adolescentes-humanrightswatch.jpg
Foto: Humanrightswatch

Estudio de las Naciones Unidas revela las consecuencias para las mujeres y para sociedad colombiana, en ingresos, empleabilidad, educación, salud e impacto fiscal.

El embarazo en niñas y adolescentes es una problemática que afecta, no solo a la madre y su hijo, sino a su familia, ciudad y país. Así lo refleja el estudio ‘Milena’ del Fondo de Población de las Naciones Unidas – UNFPA, realizado en varias regiones de Latinoamérica y ahora se llevó a cabo en Colombia. Los resultados son desconcertantes y evidencian las enormes brechas sociales que se crean cuando una mujer vive el embarazo en la infancia o en la adolescencia, frente a otra que lo tiene en su etapa joven-adulta.

“El análisis no empieza en ceros, estos casos ya reflejan unas inequidades existentes, pues la niñas y adolescentes ya vienen con una desventaja cuando enfrentan el embarazo, convirtiéndose en una trampa de la pobreza que no les permite salir para confrontar esas desigualdades que ya vivían”, expresó José Luis Wilches, asesor en Salud Sexual y Reproductiva de la UNFPA a LAUD 90.4 FM ESTÉREO.

Algunos datos

El trabajo de campo, a corte del 2018, se basó en consultar madres que tuvieron a sus hijos cuando eran aún menores de edad y otras que lo fueron luego de los 20 años. Los resultados se categorizan en cinco dimensiones:

1-    Participación Laboral: 16,51% fue la tasa de desempleo de las madres tempranas, vs. Al 11,95% de las adultas.

2-    Ingresos laborales: Las mujeres que fueron madres entre los 10 y los 19 años recibieron en promedio 23,5% menos de ingresos laborales (lo que equivale a $8 millones de pesos en ingresos por año) de cara a las que fueron madres adultas.

3-    Educación: El 13,8% de las madres adolescentes solo alcanzaron estudiar un técnico, tecnólogo o universitario, frente al 25,4% de las adultas. Lo que representa que sus ingresos fueron 7 veces menores a las que sí terminaron un posgrado.

4-    Salud: 82 niñas y jóvenes murieron por causa del embarazo temprano, 41% en parto y 48% en cuidados prenatales. Los costos en servicios de salud fueron de $12 mil millones de pesos.

5-    Impacto fiscal: El impacto económico del embarazo infantil para la sociedad y el Estado es de $5,1 billones de pesos por año, es decir el 0,56% del Producto Interno Bruto.

“Los más importante es la visión de los derechos sexuales y reproductivos impactados negativamente ante esta situación, la parte económica es simplemente un reflejo de esa afectación”, indicó Wilches, quien además agregó que”si de hecho el ingreso para las féminas es bajo por desigualdades de género y por la segregación en el mercado de trabajo al ocupar cargos subordinados, hay que sumarle las labores no remuneradas del cuidado. Esto se convierte en una carga mayor si hay embarazo temprano, lo que desemboca en una informalidad… la informalidad tiene cara mujer”.

El invitado recalcó que se busca generar conciencia en todos los sectores del país para lograr detener la problemática: “Uno de los objetivos que tuvimos desde el principio es hacer este estudio con un propósito de incidencia, abogacía y diálogo político, teniendo una rigurosidad metodológica. De esta manera se convierte en una herramienta de debate, divulgación y discusión, porque nuestro interés es alcanzar a los tomadores de decisión como los ministerios, gobiernos locales, ICBF y sociedad civil”.

Conozca el informe completo aquí

Infografía del estudio.

Share this