Borrón y cuenta nueva en las Zonas Veredales

Zona Veredal.jpg
Foto: LAUD

Carlos Córdoba, gerente de las zonas de ubicación de las FARC, acepta que el proceso es complejo, pero sigue trabajando para su normalidad.

Esta semana no ha sido nada fácil para la implementación de la paz. La incertidumbre que se vive en el Congreso, la duda de qué camino tomará Cambio Radical, parece que ya es más que suficiente para el gobierno Nacional. Pero a esto se le suma la denuncia de las FARC sobre el mal estado de las Zonas Veredales Transitorias de Normalización. Y la deficiente respuesta de los responsables del Estado, que erróneamente dejaron entrever que la “guerrillerada” estaba pidiendo cosas absurdas, eludiendo responsabilidades.

Es decir, el propio gobierno señalando lo negativo del posconflicto, haciendo el papel de la oposición, minando aún más la mala imagen de las FARC, sin embargo, fue un disparó en el pie sus declaraciones  por parte de los funcionarios que afectaron su credibilidad y evidenciaron que el gobierno incumplió.

En el programa ‘Revista de la Mañana’ desde la ciudad de Cali, Carlos Córdoba, gerente de las zonas de ubicación de las FARC, habló sobre esta polémica.

“No todos han exigido las mismas cosas y no todos han exigido. En muchos campamentos estamos adelantando de la mano” dijo el funcionario en LAUD 90.4 FM. ESTÉREO.  

Sobre la comida, el invitado aseguró que las FARC reciben los mismos alimentos que el Ejército “Hay cosas que hay que mejorar, estoy de acuerdo. En el tema de compra local el Gobierno tiene que avanzar más”.  Además agregó: “la carne no se manda desde Bogotá, se manda desde unos centros más cercanos”. Escuchar entrevista.

Uno de los críticos más fuertes del gobierno sobre el incumplimiento fue Romaña. (leer: “Este proceso de paz ya no tiene reversa” Romaña) Sobre ese tema en particular, Córdoba dijo: “ayer hablamos con Romaña –mire- borrón y cuenta nueva. Eso aquí ya no es una cosa de culpas, es una cosa de alianza común” para el director del programa es clave dialogar, negociar, pero sobre todo hacer.

Una vez más  quedó claro que es mejor negociar para el gobierno Nacional y resolver. Para las FARC fue pertinente denunciar el incumplimiento del establecimiento, que no dimensionó que este proceso era más exigente de lo que preveían y no fueron lo suficientemente idóneos para su cumplimiento.  Pero como dice Córdoba “borrón y cuenta nueva”.  

Share this