Bolivia en el limbo

laud-bolivia.jpg
Foto: Tiempo de San Juan

Panorama de Bolivia tras la renuncia de Evo Morales y la autoproclamación como presidenta de Janine Áñez.

El mandatario salió del país rumbo a México con el fin de acogerse al asilo político otorgado por este país.  Luego de su renuncia, Bolivia se encuentra en un vacío de poder donde no se sabe quién tiene en este momento las riendas del país.

El artículo 169 de la nueva Constitución boliviana establece la misma línea de sucesión en caso de la renuncia del presidente, vicepresidente, del presidente del Senado hasta el de la Cámara baja. "En este último caso, se convocarán nuevas elecciones en el plazo máximo de noventa días".

La senadora de la oposición Jeanine Áñez, segunda vicepresidenta del Senado, asumió la presidencia interina. "Estoy en la segunda Vicepresidencia y en el orden constitucional me correspondería asumir este reto (de la presidencia) con el único objetivo de llamar a nuevas elecciones", afirmó Añez.

Mauricio Jaramillo, internacionalista, habló en el programa ‘Revista de la Mañana’ sobre lo qué va a pasar con Bolivia después de la renuncia del mandatario.

“Bolivia sigue ahogada en una crisis profunda, y antes de la renuncia de Evo Morales, aunque se vivía una problemática dramática, era una situación que estaba bajo control. Ahora lo que viene para el país es división, polarización y una incertidumbre enorme”, aseguró el analista.

Agregó: “Se interrumpió el mandato de Morales y se limitó la salida del país a pesar de las amenazas contra su vida. Además el pronunciamiento de los militares y la proclamación de Jeanine Áñez como presidenta interina de Bolivia demuestra más la interrupción ilegitima de su mandato constitucional. Las personas que votaron por él, sienten que su mandato fue burlado”.

Así mismo, el internacionalista afirmó que sí hubo un golpe de Estado y una interrupción ilegitima. “El presidente fue quien tomó la decisión de repetir las elecciones, lo ideal sería que Morales regrese al país bajo unas garantías, pero es algo muy difícil de asegurar por la situación tan caótica”.   

Para Jaramillo en este proceso electoral no hubo fraude, “aún no se ha comprobado. Lo que dice el informe de la OEA es que existen  irregularidades que la entidad  califica como graves, igualmente sobre Evo Morales no hay un proceso en su contra que justifique un arresto en el caso de que llegue nuevamente a Bolivia, entonces lo que tenemos es una acusación en el aire”.   

Ante las declaraciones por parte de la Cancillería Colombia de reconocer a Añez como presidenta interina Jaramillo afirmó: “estas afirmaciones son muy graves y conforman la línea de este gobierno en materia política exterior plasmadas en nuestras relaciones con Cuba, Venezuela y ahora con Bolivia, que son un total desastre”

Finalmente, el invitado expresó: “no se sabe si para estas elecciones se cuente con los mismos candidatos y si la representación del Movimiento al Socialismo (MAS) se va a tener un proceso electoral cojo y muy poco legítimo”.  Escuchar entrevista.

La prioridad ahora es elegir un líder interino, convocar nuevas elecciones y unir a una Bolivia polarizada o, de lo contrario, enfrentar aún más disturbios y violencia en las próximas semanas.

Share this