Bogotanos conectados con la biodiversidad

humedales.jpg
Foto: Secretaría de Ambiente

Desde la reapertura de tres humedales, los ciudadanos se han vinculado a los recorridos en estos escenarios ecológicos, conectándose nuevamente con la biodiversidad de la ciudad.

Con gran interés por volver a tener contacto directo con la naturaleza y acatando las medidas de bioseguridad, 889 ciudadanos han asistido a los humedales La Conejera, en Suba; La Vaca, en Kennedy; y Santa María del Lago, en Engativá, reabiertos por la Secretaría Distrital de Ambiente desde el pasado 4 de septiembre, los cuales permanecieron más de cinco meses cerrados debido de la emergencia sanitaria.

Durante estas dos semanas de reapertura los ciudadanos han participado en los recorridos interpretativos guiados por los profesionales de la Secretaría de Ambiente, quienes realizan un contexto de los 15 humedales reconocidos que tiene Bogotá y les cuentan a los asistentes las principales características de la flora y la fauna que habita en cada escenario ecológico, a medida que transcurre la visita.

Así mismo, las personas que visitan los humedales pueden realizar actividades de recreación pasiva, contemplación del paisaje, meditación y avistamiento de aves, gracias a que estos lugares albergan una gran variedad de especies nativas y migratorias que por esta época llegan a dichas áreas naturales para descansar de sus largos trayectos.

Entre las medidas estipuladas por la Secretaría de Ambiente para visitar estos humedales se encuentra la inscripción previa en el sitio web, la toma de temperatura, el registro de los datos personales y el lavado de manos a la entrada, el control del aforo a máximo diez personas por recorrido, el distanciamiento físico dentro del lugar y el uso permanente de tapabocas.

Además, es importante que quienes visiten los humedales tengan presente que actividades como montar bicicleta u otro medio de transporte, acudir con las mascotas, acampar, hacer reuniones, usar dispositivos de sonido, fumar, realizar fogatas, pescar o cazar fauna no están permitidas dentro de estos espacios ecológicos, debido a que pueden afectar los ecosistemas y perturbar a los animales que habitan allí.

Share this