Bicitaxis deben integrarse al transporte público de Bogotá: Experta

laud-bicitaxis.png
Foto: zonacero.com

El 46,12 % de 1.373 personas en el norte de Bogotá utilizan el bicitaxi porque es la única opción que le ofrece un servicio rápido y económico.

Un estudio realizado por Ana Espinel, magíster en Ingeniería – Transporte de la Universidad Nacional de Colombia, analiza las preferencias que motivan a los usuarios de nivel socioeconómico medio alto a emplear modos de transporte ilegal para acceder al sistema integrado de transporte público.

El trabajo de campo fue realizado en Mazurén en el sector norte en donde se llevó a cabo una encuesta a 1.373 personas que viven o trabajan en esa zona y se evidenció que el servicio de bicitaxi formal disminuiría del 6,42 % al 0,10 % el transporte ilegal que se hace en vehículo particular, y del 5,48 % al 0,09 % en busetas tipo minivan.

Espinel dijo en LAUD 90.4 FM ESTÉREO que los usuarios recurren a este medio de transporte, que inicialmente era utilizado por personas de bajos estratos y ahora es usado por población de estratos socio económico más altos, no abordan las rutas zonales y complementarias del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP) porque se demoran en pasar, pasan lejos y llenas, y además las rutas son muy largas y es inseguro viajar en los buses.

El 46,12 % de la muestra –de estratos 3 y 4– toma bicitaxi porque es más rápido y económico, pues el pasaje cuesta entre 1.200 y 4.200 pesos. A este transporte le sigue el vehículo particular con el 34,89 % de los usuarios y las minivan con el 18,98 %.

El estudio plantea que se abra la posibilidad de reglamentar un transporte alternativo y formal que reduzcan la ilegalidad en el intercambio modal. “La formalización integral o total del bicitaxi aumentará la demanda del servicio en el sector, que pasaría del 13,93 al 30,11 %. La demanda del transporte complementario actual del SITP de 9,23 % se reducirá al 4,75 %”, señala la investigadora tras aplicar dos modelos de encuestas de 6 y 15 preguntas.

Otra de las propuestas es que a mediano plazo se implementen cicloparqueaderos y bicicletas públicas, siempre que no tengan costo, ya que no todos están dispuestos a asumir más gastos, como lo señalaron quienes residen en estratos socioeconómicos más bajos.

Ampliar el uso de bicitaxis puede beneficiar no solo a este sector del norte de Bogotá sino a las demás localidades. Según el “Inventario y diagnóstico de la ilegalidad en el transporte público de pasajeros en Bogotá”, de la Secretaría Distrital de Movilidad, las localidades de Kennedy y Suba son las que registran mayor cantidad de usuarios, de los 7.795 que emplean transporte ilegal, 1.541 utilizan bicitaxi. Escuchar entrevista aquí.

Cabe recordar que con la Resolución 3256 de agosto de 2018 el Ministerio de Transporte abrió la posibilidad de formalizar el servicio público de transporte de pasajeros en triciclos o tricimóviles no motorizados y triciclos con pedaleo asistido.

Share this