Bogotá teatral “Aquí perdido en los recuerdos”

pasajero-a-betania-the-critick-teatro.jpg
Foto: Teatro El Trueque

Cada dos años la capital saca su mejor vestuario, maquillaje, interpretación, alza su voz y baja el telón porque el teatro transforma la ciudad en una creación artística.

Sin duda Fanny Mikey es la mujer que más acercó a Bogotá de manera masiva el teatro, a su Festival rápidamente le quedó pequeño su nombre de Iberoamericano porque era mundial, medios de todo el mundo cubrían el acontecimiento y los capitalinos se dejaban llevar por los grandes espectáculos que ofrecía el Festival.  Así como Fanny tiene un lugar privilegiado en las tablas tambien lo tienen dos grandes maestros esenciales: Santiago García y Patricia Ariza,  su trabajo realizado desde el Teatro la Candelaria se caracteriza por ser pioneros y por su inmensa calidad.

Hace 10 años murió Fanny y con ella parte de la magia del Festival.  Samuel Moreno, Gustavo Petro y Enrique Peñalosa dan la mano para que siga con fuerza el Festival. Esperemos que vuelvan los buenos tiempos al Iberoamericano, mientras eso sucede la ciudad cuenta a la par con otra propuesta que en cada edición crece en calidad a pesar de las dificultades económicas, El Festival de Teatro Alternativo (FESTA) 2018 cumple en esencia su objetivo.

El Teatro La Candelaria y la Sala Seki Sano fueron las salas en las que disfruté del FESTA, pero no eran las únicas también fueron sede el Teatro Garaje, Acto Latino, la Maldita Vanidad, FUGA, Tecal entre otros además de la Universidad Distrital y la Universidad Pedagógica.

FESTA ofreció a buen precio, teatro de alta calidad, en sus salas era normal la presencia de cientos de estudiantes universitarios de otras ciudades que aprovecharon la Semana Mayor para disfrutar del Festival.

Quisiera compartir la emoción de haber disfrutado de ‘Guadalupe Años sin Cuenta’ o ‘Antígonas Tribunal de Mujeres’, pero fue imposible entrar, aquí el “Usted no sabe quién soy yo” no funcionó y como muchos me quedé por fuera de las funciones.

Pero con emoción puedo compartir tres obras de teatro:

Pasajero a Betania

“Aquí perdido en los recuerdos” dice Gonzalo Arango a su mesera y al dueño del bar que también es suyo. La Corporación Artística y Cultural Teatro El Trueque le rinden un bello homenaje a los nadaistas a partir de un día que se repite mensualmente. Gonzalo no tan provocador como lo imaginaríamos recuerda el viaje de su fallecido padre a Betania, sin duda Arango sigue perdido en los recuerdo que sin duda son la memoria de nuestra literatura.

Re-evolución

Una obra que no apareció en la programación del FESTA, fue un regalo de todos para todos, ya que es una muestra de danza teatro protagonizada por Andrés Caicedo un ex combatiente de las FARC del bloque sur que ahora está comprometido con la actuación. En un poco más de una hora Andrés cuenta la historia del conflicto en Colombia. Al final además de los aplausos los asistentes le agradecieron su trabajo por la paz.

Bojayá, Masacre y olvido

Desde Quibdó el grupo Jóvenes Creadores del Chocó, nos estimuló la memoria con uno de los episodios históricos más terribles de nuestra guerra como fue la toma de Bojayá. Unos niños que no pierden su dulzura quieren bailar, cantar y jugar. Mientras la abuela conserva la nostalgia del pacifico y el luto por sus muertos.

Aquí la narración oral es protagonista como ninguna, son las palabras el relato los que pesan y soportan el dolor de la tragedia. A pesar de la realidad de la muerte es imposible no sonreír ante una propuesta tan brillante.

Share this