Bogotá rindió tributo a Enrique Bunbury

BUMBURAZO.jpg
Foto: LAUD

Con show de tango, danza aérea, marionetas, poesía, conversatorio y música, fanáticos rindieron homenaje a Enrique Bunbury en Bogotá.

Este sábado 16 de febrero con más de tres horas de retraso inició el esperado Bunburazo 7, B7; la cita se cumplió en el Teatro Cádiz en una noche espléndida donde la luna, las historias y la música revivieron etapas importantes de la vida artística y personal del cantante español.

Así como un artista busca ser auténtico a través del sonido y de la estética, el B7 sorprendió a los asistentes con una puesta en escena que conectó a los visitantes con"Licenciado Cantinas themovie",del director Alexis Morante, un musical basado en el álbum de Bunbury, protagonizado por el propio cantante.

Un performance que permitió interactuar con aquella historia de desamor que deja ver el paso de Bunbury de niño a adulto. Las flores, la playa, la boda inconclusa, esencias, un claroscuro permanente y cómo no, la música conectaron a los asistentes con este cortometraje.

Después de esta experiencia sensorial, hubo tiempo para apreciar una exposición fotográfica, disfrutar de la sensualidad del tango, de la danza aérea, y de la conexión con la poesía. Posteriormente llegó al escenario el gran Bunbury pero en pequeña proporción, el artista Ernesto Aronna, Príncipe de las marionetas,se apoderó del escenario con un retrato fiel del artista: traje negro, sombrero y lentes oscuros.

Y llegó la hora del conversatorio. En el Teatro Cádiz participaron Rocío Obregón licenciada en Literatura Francesa, Artes Dramáticas y Estudios Latinoamericanos, Héctor Buitrago de Aterciopelados y, aunque no se logró una comunicación, por teleconferencia Antonio Estación, organizador del Bunburazo, Alan Boguslawsky de Héroes del Silencio y el periodista de LAUD 90.4 FM ESTÉREO Andrés Vallejo moderó la charla que trató varias facetas importantes y anécdotas del artista.

Atrás quedó el tímido Héctor Buitrago quien definió a Bunbury como un melómano valiente por dar ese salto de Héroes del Silencio en búsqueda de nuevos horizontes musicales.

Héctor recordó la experiencia de Aterciopelados en la gira del año 96 cuando abrió una serie de conciertos en varias ciudades de España y resaltó el contraste de las flores y del pelo pintado de Aterciopelados con las camisetas negras y el pelo largo de Héroes que a unos enamoró y a otros molestó.

Habló de la etapa decisiva de Andrea Echeverry con Bunbury pues compartieron géneros musicales y según Héctor, “Andrea le enseñó mucha música como rancheras y boleros”.Varias cosas marcaron la relación con el artista español, entre ellas La Chispa Adecuada que llevó a Aterciopelados a grabar un cover en el disco Hechizo.

Como carismático, camaleónico, risueño, cálido, brillante, tranquilo y gran melómano definieron sus amigos a Enrique Bunbury, a quien respetan como artista y admiran como ser humano.

Al final de la noche las agrupaciones musicales iniciaron su puesta en escena con Señor bufón, rindieron homenaje y recordaron ese paso de Héroes a Bunbury.

Así Bogotá participó de este B7 que unió a 17 países del mundo para rendirle tributo a un artista que permitió enriquecer el ritmo latinoamericano a través de una exploración permanente de nuevos sonidos.

Share this