Bioherbicidas una opción saludable para erradicar cultivos ilícitos

LAUD Cultivos de Coca.jpg
Foto: Larazon.com

Colombia debe apostarle a productos naturales para exterminar cultivos ilícitos sin afectar la salud y el medio ambiente.

Hoy, cuando el Gobierno Nacional no encuentra otra salida que la aspersión con glifosato para erradicar la siembra ilegal de coca, existe otra opción poco conocida en Colombia para tal fin y son los herbicidas biológicos.

Los herbicidas biológicos o bioherbicidas, se viene usando para la erradicación de malezas, la preparación de la tierra en la agricultura, los cultivos orgánicos, jardines y campos de golf.  Actualmente, varios países europeos y Estados Unidos están migrando hacía lo que se denomina ‘Soft Chemicals’ o químicos suaves.

Los bioherbicidas son productos naturales que actúan diferente a los herbicidas químicos tradicionales como lo son el glifosato y el glufosinato de amonio, ya que en su mayoría están compuestos de ácidos grasos que en forma salina están presentes en la naturaleza y cuya acción va únicamente sobre el tejido verde de hojas con un efecto rápido de quema, defoliación y destrucción de la planta.

Carlos Eduardo Guzmán Suárez, Director de AgroGreen America Latina, dijo en LAUD 90.4 FM ESTÉREO que “Colombia no puede ser ajeno a lo que pasa en el mundo y debe dar importancia a las declaraciones de la EPA (Environmental Protección Agency) y la Organización Mundial de la Salud a través de la IRAC (International Agency for Research of Cancer), que han advertido sobre los potenciales efectos carcinogénicos y genotóxicos del glifosato”.

“Está la necesidad de erradicar cerca de 300.000 hectáreas de cultivos ilícitos, pero la idea es encontrar la forma efectiva y segura de hacerlo. Se vienen adelantando pruebas de campo en el uso y efectividad desde hace cinco años. Estos estudios se han realizado de la mano de la Policía Nacional en diferentes zonas del país, en donde han sido aplicados en arbustos, malezas y plantas de coca con muy buenos resultados en el terreno colombiano”, puntualizó Guzmán.

Agregó que en cuanto a costos la aplicación del glifosato es más barata, pero con consecuencias graves para la salud y el medio ambiente. “los bioherbicidas pueden estar 15 o 20% más costosos, pero es una alternativa”. 

Tienen diversas propiedades: es biodegradable, de rápida acción, seguro para la salud humana y los ecosistemas ambientales, amigable con los insectos polinizadores, no migra a otros terrenos y por ser una molécula que no volatiliza puede ser utilizada en aspersión aérea.

Escuchar entrevista.

Share this