Búsqueda de personas desaparecidas en medio del COVID-19

Busqueda de personas desaparecidas.png
Foto: Ubpd

La directora de la UBPD afirmó que la emergencia sanitara hace más dramática la crisis de violencia que vive el país, sin embargo, celebró con esperanza el anuncio del ELN.

La agenda pública ahora está concentrada en gran parte con el COVID-19 y las noticias sobre otras realidades nacionales parecen quedar en un segundo renglón. Pero los sucesos no paran, los asesinatos a líderes sociales continúan, al igual que las desapariciones. La pregunta es cómo se manejan estas situaciones desde el confinamiento. La Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas -UBPD no detiene su labor para encontrar a los familiares de las víctimas, aún, con el país en aislamiento.

“La emergencia sanitaria agrava más y hace dramática la crisis de violencia que vive Colombia, ya que además de soportar el coronavirus, estamos enfrentados a homicidios sistemáticos de las personas que hicieron parte del Proceso de Paz”, así lo afirmó Luz Marina Monzón, directora de la Unidad que dialogó con LAUD 90.4 FM ESTÉREO. Escuchar entrevista.

La entrevistada también enfatizó: “A la gente la siguen desapareciendo en este momento en zonas como Norte de Santander, Medellín, entre otras. Incluso en Bogotá en 2018 había reporte de casi 3 mil personas. Es gravísimo, por eso esto hay que visibilizarlo… el llamado es que esto no puede seguir pasando”.

Dichos motivos son los que impulsan a ahondar más en la búsqueda de personas con las herramientas que se pueden usar actualmente debido a la pandemia: “El proceso de búsqueda tiene varios componentes… uno de ellos es la investigación que permite desarrollar estrategias de cartografías y entrevistas a comunidades. Esta tarea de consolidación y formación se pueden hacer gracias a la tecnología”. La etapa se adelanta con 80 mil registros de información que se recopilaron gracias al trabajo articulado con organizaciones y entidades del Estado.

Pero agregó: “Las disciplinas que tienen que ver con visitas al terreno para verificar lugares y datos se están viendo detenidas por esta coyuntura, porque no se pueden hacer actividades como localización, prospección y recuperación. …. Aquí si hay un impacto”.

La misión de encontrar las personas va mucho más allá de hallar los cuerpos, por eso la Unidad es muy estricta en hacer una investigación exhaustiva para poder saber quiénes son: “Cuando se hizo el acuerdo con los grupos paramilitares, en el marco del proceso de Justicia y Paz, ellos dieron la información de fosas comunes. A raíz de esa entrega se recuperaron cerca de 9 mil cuerpos, de ellos se lograron identificar más de 4 mil, los demás siguen en proceso. ¿Cuál es el reto? Tatar de minimizar el impacto de recuperar cuerpos que no puedan ser reconocidos. Es muy grave que Medicina Legal tenga durante el periodo de 1958 a 2016 más de 25 mil cuerpos en esta condición”.

Finalmente, la Monzon celebró el pronunciamiento de cese al fuego por parte del ELN y lo consideró como un paso más hacia la consolidación de la paz:

“Tenemos una gran esperanza por este gesto humanitario del grupo armado y por la respuesta del Gobierno de haber dispuesto inmediatamente unos gestores de paz para facilitar el diálogo. Además, porque cuando nosotros empezamos a hablar del Acuerdo de Paz con las FARC-EP en los territorios, las comunidades en muchas zonas como el Casanare preguntaban por el ELN y decían que si no había acuerdo con ellos no iba a haber paz definitiva. Por eso no dudamos en alegrarnos por este gesto que esperamos no sea solo hasta el 30 de abril, sino que se convierta en un punto partida que permita la conclusión del Proceso de Paz”.

Share this