Aspersión con glifosato para erradicar cultivos ilícitos no es la solución: experto

Glifosato.jpg
Foto: ecuatorianoenvivo.com

Tras la contundencia del nuevo embajador de Colombia en Estados Unidos, Francisco Santos de que se debe volver la aspersión aérea de glifosato para erradicar los cultivos ilícitos, son muchas las voces que se han pronunciado en contra de esta iniciativa.

No en vano la Organización Mundial de la Salud, OMS, ha advertido, de los daños en la salud que produce esta práctica que para el gobierno Nacional es la única salida para reducir la producción de coca. Además, existe el fallo de la Corte Constitucional que prohibió el uso de herbicidas de manera aérea para este fin.

Hernando Zuleta, experto en drogas, dijo en LAUD 90.4 FM ESTÉREO que entiende la propuesta porque que desde el 2012 hasta hoy ha habido una concentración de producción de hoja de coca y en ese sentido la eficacia de la erradicación puede incrementarse. Sin embargo, señala que la erradicación no es conveniente por el costo que implicaría, por los efectos medio ambientales y de salud, y por la relación Estado y comunidades. “Las comunidades cocaleras han estado abandonadas por el Estado. La implementación de los acuerdos ofrece la oportunidad de acercar las comunidades al Estado, pero si la aspersión es el fin, claramente es una relación que empieza de forma antipática”.

Entonces la pregunta es por qué esas soluciones que se plantearon para acabar con este tipo de producción como la sustitución de cultivos ilícitos y la erradicación manual no han funcionado, el experto explica que primero porque, aunque se han dado subsidios monetarios, no se han ofrecido bienes públicos y proyectos productivos contundentes a la comunidad. Además, que la erradicación manual ha traído riesgos para las cuadrillas que hacen esa labor, pues están en la mira de grupos al margen de la ley que se lucran del narcotráfico.

Para Zuleta el gobierno quiere volver a la aspersión aérea porque hay una interpretación errada de las estadísticas, también hay una sensación de desesperación, “tenemos al gobierno de los Estados Unidos presionando y por eso la insistencia con utilizar el herbicida”.

El especialista dice que es pesimista a cualquier solución porque se está hablando de comunidades apartadas que tienen pocas opciones de generación de ingresos, a menos que haya incentivos económicos, cualquier solución es incompleta por lo tanto se requieren inversiones cuantiosas y sostenidas en el tiempo.

Finalmente, Hernando Zuleta señaló que el gobierno debe argumentar ante la Corte Constitucional la forma como se van a aplicar las aspersiones con el fin de que no constituyan un riesgo para la salud.

Escuchar entrevista.

Share this