Apertura de piscinas bajo protocolos de bioseguridad

laud-piscina-elheraldo.jpg
Foto: El Heraldo

No consumir bebidas alcohólicas, distanciamiento, usar tapabocas fuera del agua y uso de careta acuática para salvavidas, hacen parte de las medidas.

Con la reapertura económica y la reactivación progresiva de diferentes actividades, el Ministerio de Salud y Protección Social expidió el protocolo de bioseguridad para el manejo y control del Covid-19 en establecimientos e inmuebles con piscinas, bajo Resolución 1547 de 2020.

Aplican para piscinas:

  • De uso colectivo abiertas al público, como las de centros vacacionales y recreacionales, escuelas, entidades o asociaciones, hoteles, moteles o similares.
  • De uso restringido, ubicadas en clubes privados, condominios o conjuntos residenciales.
  • De propiedad unihabitacional.
  • De uso especial. Por ejemplo: terapéuticas termales y otras que determine la autoridad sanitaria.

Estos lugares deben contar con la infraestructura necesaria para aplicar las medidas establecidas o el servicio no podrá ser habilitado. Las secretarías de salud de los entes territoriales serán las encargadas de velar por el cumplimiento de las normas establecidas.

Instalaciones

Adecuar una zona de limpieza y desinfección para manos y calzado, disponer de alcohol glicerinado al 60%, toallas desechables y tapabocas, toma de temperatura. Separar con barreras físicas, demarcar y señalizar las zonas de atención, estancia y baños para conservar el distanciamiento de dos metros. Los baños deben estar habilitados y dotados de manera constante de elementos de aseo personal. Tener de manera visible y clara avisos pedagógicos.

En cuanto al aforo permitido, este será determinado de acuerdo con la capacidad total de la piscina y si está en un recinto cerrado o a cielo abierto. Es necesario garantizar la ventilación de todos los espacios cerrados; limpieza y desinfección de elementos, equipos y superficies; calidad del agua contenida en el estanque y manejo de residuos sólidos.

Usos para usuarios y trabajadores

  • Suministrar a los salvavidas dispositivos requeridos para realizar las maniobras de salvamento y rescate, además de contar con careta facial acuática. La respiración boca a boca está prohibida.
  • Los instructores de natación deben usar tapabocas, caretas o cualquier elemento de protección facial que permita el desarrollo de las actividades y los usuarios deben portar de forma permanente el tapabocas, cubriendo nariz y boca. Al ingresar al agua debe ser guardado en una bolsa, para ser usado nuevamente al salir de la piscina.
  • Quienes estén en una zona de piscinas deben guardar el distanciamiento físico de dos metros si no son del núcleo familiar, permitir la toma de temperatura y realizar el lavado de manos antes de ingresar.
  • El consumo de bebidas alcohólicas está prohibido en las piscinas, áreas anexas o zonas complementarias.

Conocer los protocolos completos en la Resolución 1547, aquí.

Información tomada de MinSalud.

Share this