Anuncio de Estados Unidos contra Maduro no es conveniente en estos momentos

laud-dionisio-maduro.png
Foto: Efe y EL ESPECTADOR

La Fiscalía del país norteamericano dará una recompensa de US$15 millones por información que conduzca al arresto de Nicolás Maduro y de algunos miembros de su gobierno.

El círculo más cercano que está en la mira de la justicia de EE.UU. es Diosdado Cabello Rondón; el ministro de Defensa, Vladimir Padrino; el presidente del Tribunal Supremo de Justicia, Maikel Moreno, así como el vicepresidente encargado de Economía, Tareck Zaidan El Aissami Maddah, por “su rol en el tráfico internacional de narcóticos”, según el Departamento de Estado.

Este anunció se da luego de una investigación que ha venido haciendo de tiempo atrás los Estados Unidos, tratando de vincular a miembros importantes del chavismo con el Cartel de Los Soles, que es un grupo conformado por miembros de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana de Venezuela y en las últimas décadas por el gobierno bolivariano, cuyo objetivo principal es el tráfico de drogas.

La Fiscalía de Estados Unidos ha dicho que el presidente Nicolás Maduro es la cabeza de ese Cartel y se le acusa de coordinar el tráfico de varias toneladas de cocaína hacia los Estados Unidos, de entregar armas a grupo terroristas, en este caso haciendo alusión a las Farc; y de coordinar con autoridades de otros países el tráfico de estupefacientes.

“Son acusaciones muy graves para un presidente en ejercicio, y en este momento lo que llama la atención es que el anunció se da en medio de la coyuntura que está viviendo el mundo y hubiera sido más prudente hacerlo luego de superada la crisis de la pandemia”, dijo Ronal Rodríguez, investigador del Observatorio de Venezuela de la Universidad del Rosario en LAUD 90.4 FM ESTÉREO.

¿Pero qué tan conveniente es este anunció en medio de la coyuntura mundial?, para el experto en el marco de esta crisis sanitaria, va a ser difícil manejar la situación migratoria, en una frontera fuertemente tensionada y  en un país donde el  sistema de salud ha colapsado.

“El anuncio entonces pone en problemas a Colombia, porque el gobierno de Iván Duque no va tener ninguna posibilidad de diálogo con el presidente Nicolás Maduro para solucionar esos conflictos que hay en la frontera colombo-venezolana y de los mismo migrantes que están en Colombia, por lo tanto, nuestro país ya no va a poder coordinar con el régimen de Maduro y el panorama va a ser más complejo para enfrentar los inconvenientes en salud pública.

“Si esta situación, de ponerle un precio a la cabeza del presidente venezolano y ante la crisis humanitaria que vive Venezuela, genera una transición en ese país, va a ser violenta”, puntualizó Rodríguez. Escuchar entrevista.

Share this