Altos funcionarios del gobierno tendrán que responder por el caso Reficar

Reficar.jpg
Foto: Revista Semana

La Contraloría General de la República abrió un proceso de responsabilidad fiscal por 6.080 millones de dólares, a raíz del daño patrimonial que se pudo dar en la modernización de la Refinería de Cartagena, Reficar.

La decisión se da tras analizar los controles de cambio que se aprobaron en diferentes reuniones de juntas directivas de Reficar y de Ecopetrol, que permitieron la autorización de mayores inversiones en el presupuesto del proyecto.Dichas aprobaciones de las mayores inversiones en el presupuesto del Proyecto tuvieron como consecuencia la pérdida de valor de las mismas debido a deficiencias en la ejecución de las diferentes etapas o fases del proyecto, que constituyen el daño emergente (4.144 millones de dólares) y la entrada tardía en operación de la refinería que constituyen el lucro cesante (1.936 millones de dólares), para un daño en cuantía total de 6.080 millones de dólares.

Según el contralor Edgardo Maya, son más de 30 directivos de la Refinería de Cartagena que  tendrán que responder con su patrimonio por el detrimento que le causaron a las finanzas públicas con sus acciones u omisiones en este millonario proyecto.

Igualmente funcionarios públicos que están en altos cargos y que aprobaron los pagos millonarios al contratista Chicago Bridge & Iron (CB&I), encargado de ejecutar el proyecto que pasó de 3.460 millones de dólares a 8.016 millones, y que tuvo un retraso en su entrada en operación de 27 meses.  

Información de la Contraloría General de la República y Semana.com.

Share this